Reimond Manco y Luis Advíncula, la historia de una amistad que se selló con la solidaridad desinteresada.
Reimond Manco y Luis Advíncula, la historia de una amistad que se selló con la solidaridad desinteresada.

, la más reciente escala de un camino lleno de esfuerzo por alcanzar sus sueños. El año 2008 era el comienzo de la carrera futbolística de , hasta ese momento era insospechado hasta dónde podría llegar. Es en esa época en que pasó está historia. El otro protagonista: .

TE VA A INTERESAR | Luis Advíncula gana halagos del ‘Peque’ Schwartzman: “Es un gran jugador”

Era incierto su futuro. El tiempo pasó y ahora todos somos testigos de la ascendente carrera que tiene el peruano. El popular ‘Usain Bolt’ ya es nuevo jugador del poderoso y popular club de Argentina. Acá te contamos el conmovedor gesto que tuvo con Advíncula que lo pinta de cuerpo entero.

Ese año, 2008, será inolvidable para Luis Advíncula ya que el técnico ‘Tito’ Chumpitaz de la selección sub 20 lo había preseleccionado. El cuerpo técnico había preparado una serie de partidos amistosos para que la bicolor llegue en mejores condiciones futbolísticas al sudamericano que se jugó en enero 2009 en Maturín, Venezuela.

MANCO Y ADVÍNCULA SE FUERON DE COMPRAS

La selección peruana se fue a jugar cuatro partidos amistosos a Argentina en septiembre de 2008. Los rivales fueron los juveniles de Estudiantes de La Plata, la selección de Argentina, Boca Juniors y el Arsenal de Sarandí.

“Un día que estábamos concentrados en el hotel, se me acercó Reimond Manco acompañado de Luis Advíncula y me solicitó permiso para ir a comprar”, contó ‘Tito’ Chumpitaz.

En la interna de la joven selección peruana se conocía de la carencia económica de Luis Advíncula. Es más, la gran mayoría de integrantes sabía que Advíncula se ganaba la vida en construcción civil, por eso tenía las manos muy golpeadas por el arduo trabajo físico que significa trabajar en construcción.

“No dudé en darle permiso ya que me di cuenta del buen interés que tenía Manco con su compañero Advíncula. Manco era el que más los fastidiaba, pero a la vez es el que más lo ayudó en ese momento. Manco ya era jugador del PSV, era un jugador profesional y que estaba en un club grande y ganaba su dinero”, recuerda Chumpitaz.

‘REI’ Y ‘PAPÁ NOEL’

Efectivamente, ambos jugadores salieron con el visto bueno del entrenador para recorrer las tiendas de la calle Florida. Esa tarde, Reimond Manco fue un verdadero ‘Papá Noel’ para Luis Advíncula. Era septiembre faltaba casi tres meses para Navidad, y el ‘Rei’ se lo había adelantado.

“Al momento que regresan al hotel de concentración veo que ambos vuelven con varias bolsas de ropas. Manco le había comprado ropa para Luis Advíncula y toda su familia”, apuntó ‘Tito’ Chumpitaz.

LEE MÁS: Diego Rebaligati ‘troleó’ a Giancarlo Granda por pedir una mazamorra: “Como si lo comieras” [VIDEO]

Hoy Luis Advíncula recorre las calles de Buenos Aires con los colores de su nuevo club Boca Juniors. Han pasado 13 años desde que Manco tuvo el gesto más noble que lo pinta de cuerpo entero. Advíncula camina y recorre las calles de Buenos Aires recordándolo con especial gratitud.

TE VA A INTERESAR