El equipo que casi logra llegar al Mundial, era dirigido por Juan Carlos Oblitas.
El equipo que casi logra llegar al Mundial, era dirigido por Juan Carlos Oblitas.

Aunque hoy es algo que difícilmente vuelva a ocurrir, hubo tres ocasiones donde los partidos oficiales de la selección peruana se transmitieron en señal abierta, pero en diferido. Ocurrió una vez en las Eliminatorias a Francia 1998 y luego en dos ocasiones en la Copa América 2004.

El encuentro del 1 de septiembre de 1996 ante Bolivia en La Paz, correspondiente a la cuarta fecha de las Eliminatorias rumbo a Francia 1998, fue transmitido en diferido. El partido fue transmitido en vivo a través de la señal de Telecable, empresa peruana que era dirigida por Genaro Delgado Parker, quien también era propietario de Panamericana Televisión (por entonces Pantel), dueño de los derechos de los partidos de la Blanquirroja.

Para sorpresa de los hinchas, no hubo aviso acerca de la transmisión por diferido, por lo que hubo molestias y temor con respecto a los otros encuentros. Antes del duelo ante Bolivia (empate sin goles), todos los partidos habían sido televisados en vivo.

Telecable, empresa peruana que luego terminaría desapareciendo por la llegada de Cable Mágico, tenía un costo muy alto para la época, por lo que el partido ante Bolivia fue visto por muy pocas personas.

‘Chorrigolazo’ que no se vio en Lima

Para la Copa América 2004 que se desarrolló en Perú, Lima fue la ciudad donde los dos primeros partidos de la selección peruana ante Bolivia y Venezuela no se pudieron ver en vivo.

Perú empató 2-2 con Bolivia con goles de Claudio Pizarro y luego de Roberto Palacios. El segundo encuentro ante Venezuela, que terminó en triunfo nacional por 3-1, tampoco se vio en Lima.

El motivo fue porque la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ordenó que los partidos no sean televisados en las ciudades donde se jugaban. Debido a que la Copa América también se disputó en Trujillo, Chiclayo y Arequipa, amantes del fútbol de esas ciudades tampoco vieron los duelos de otras selecciones.

La norma sin sentido y con afán de llenar los estadios, solo duró las dos primeras fechas. Los partidos ante Colombia (2-2) y luego la eliminación peruana ante Argentina, ya fueron transmitidos en vivo en todo el Perú.