Emprende Trome: King Kroughnuts, dulces hechos con el corazón [ENTREVISTA]

Administradora de empresas, Ximena Delgado, renunció a su trabajo, inició su negocio en la cocina de la casa de un amigo y estuvo seis meses sin sueldo. Sus kroughnuts ahora son famosos en la capital y busca entrar a provincias.

Emprende Trome: King Kroughnuts, dulces hechos con el corazón
Emprende Trome: King Kroughnuts, dulces hechos con el corazón

Más sobre:

Emprende Trome

¿Alguna vez pensaste en renunciar a tu trabajo en una empresa para iniciar un negocio propio? Bueno, así lo hizo Ximena Delgado, quien no tuvo sueldo por casi seis meses, para emprender un proyecto de dulcería con su amigo Rodrigo Villanueva. Hoy, cuentan con una tienda en Lince y dos franquicias en La Molina y Miraflores. Ahora van por el mercado de provincias.

Estudiaste administración de empresas en la Pacífico, ¿alguna vez pensaste en dedicarte al negocio de los dulces?
Nunca me imaginé que estaría en el rubro de alimentos y bebidas, de hecho siempre me quise especializar en marketing de consumo masivo, trabajé en varias empresas. Esta oportunidad se dio con un gran amigo, Rodrigo, que es chef y descubrió los kroughnuts que había en Nueva York, él desarrolló el producto y me lo presentó así como jugando, y le dije: ¿qué es esto? Lo probé y era increíble, no había nada parecido aquí, le plantee para venderlo por delivery y nos lanzamos.

¿Cómo fue el inicio?
Invadimos su cocina, pusimos nuestra freidora, adaptamos varias cosas y empezamos. Es gratificante al ver la respuesta del público.

¿Cuál es el mayor atractivo que atrajo a los clientes?
Los dos pilares son la innovación y lo artesanal, buscamos romper los esquemas y ofrecer productos que no encuentras en otros lados del mercado. Cada seis meses sacamos nuevos productos y todo aquí es artesanal, se prepara al momento.

Para los que no conocen, ¿qué es un kroughnuts?
Es una combinación entre croissant y donut, aquí se trabaja toda la técnica del hojaldreo, el reposo de la masa para que tenga una textura suave por dentro y crujiente por fuera.

¿Qué lección aprendiste al empezar este negocio?
Toma tiempo y se debe ser constante. Empezamos cuando teníamos 24 años, hoy tenemos 27 y es un camino difícil, nuestro capital inicial fue de 3 mil dólares que se lo pedí a mi papá, pero tuvimos garra para sacarlo adelante.

¿Y qué error no volverías a cometer en tu empresa?
Una vez lanzamos un producto en una red social, fue una revolución, llegó mucha gente que hacía largas colas fuera del local, tuve que entrar a la cocina para ayudar, y empezaron comentarios duros, decían que era marca extranjera y que trataba mal al comensal peruano, salí a explicarles que no sabíamos de la gran acogida. No volveré a lanzar algo sin estar con toda la preparación.

¿Es difícil hacer empresa en Perú?
Creo que hay muchos nichos que se pueden explotar. Aquí el tema tributario, al formar la empresa, demora mucho y es algo costoso.

Al poco de iniciar los invitaron de grandes empresas para estar en eventos, ¿cómo tuvieron este contacto?
Trabajamos seis meses en la preparación de todo, hicimos una buena campaña de intriga. El primer día todo estaba vendido. Un mes después me escribieron para participar en un evento para una gran empresa y fue así que de voz en voz nos hicimos más conocidos para estar en el Jockey Plaza, en la Cabañita de la Universidad de Lima y otros.

¿Qué es para ti lo más importante en el negocio?
El producto y el servicio.

Emprende Trome: King Kroughnuts de Ximena Delgado

Emprende Trome: King Kroughnuts de Ximena Delgado

¿Cuál es tu público objetivo?
Vienen muchos millennials, estamos cerca de un colegio y de universidades.

¿De que manera has aportado a la marca?
La parte comercial, tengo la vocación de servicio, me gusta el contacto con el público, manejar las redes sociales.

¿Aprendiste algo de pastelería?
Hasta ahora sigo aprendiendo, pero el tema de operaciones en un negocio de alimentos es todo un mundo detrás.

¿Cómo es el consumidor peruano?
Exigente con el servicio, quiere una atención rápida, comodidad en todo, el paladar es bien exquisito.

¿Cuánta gente trabaja contigo?
Entre las tiendas y la planta, unas 55 personas.

¿Tuviste miedo al comienzo?
Sí, renuncié a un trabajo, no sabía qué pasaría, no tuve sueldo por seis meses, pero seguimos el sueño.

¿Cuál es tu expectativa a mediano plazo?
Difundir la marca, tener formatos express en centros comerciales, ir a conos, entrar a provincias.

En esta fecha de San Valentín crece la demanda, ¿qué han presentado ustedes?
Hemos sacado un pack de kroughnuts en forma de corazón y un cono hecho de wafer de fresa en una linda decoración.

¿Cómo se promocionan?
Estamos en Facebook, Instagram y en un canal de valla móvil que da vueltas.

TIPS:
1. No rendirse.
2. Tener total confianza.
3. Enamorarse del producto.
4. Sean muy consistentes en lo que hacen y háganlo bien.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada