Angye afirma que es una chica con ‘códigos y valores’, porque ‘todo da vueltas’. (Fotos: Mónica Palomo/ GEC)
Angye afirma que es una chica con ‘códigos y valores’, porque ‘todo da vueltas’. (Fotos: Mónica Palomo/ GEC)

Mientras recorre las calles del Callao y posa para nuestro lente mostrando su mejor sonrisa y esbelta figura, la bailarina Angye Zapata, con apenas 18 años, nos cuenta que nunca imaginó que su nombre comenzaría a sonar en la farándula local por su fallido romance con el cantante . Hoy, deja en claro que es una jovencita con principios y valores, y que jamás se metería en una relación porque es consciente de que ‘todo en la vida da vueltas’.

Para quienes no te conocen, ¿quién es Angye Zapata?

Soy una joven que comenzó a bailar profesionalmente a los 14 años, cuando ingresé a concursar al programa ‘Sueña Quinceañera’ (de América Televisión). Gané la primera fase entre cinco mil chicas, pero decidí retirarme del concurso porque me demandaba mucho tiempo y no podía con el colegio. Fue mi hermana, que es bailarina, la que me llevó al concurso.

¿Vives con ella?

Vivo con mi mamá y hermanos en el Callao.

Eres de barrio...

Sí, crecí en el Callao. Soy una chica de barrio.

En la calle recibirás muchos piropos...

Algunos, pero me paso de largo y no digo nada.

Pero si te encuentras con un faltoso, ¿no lo ‘cuadras’?

No. Siempre trato de evitar los problemas, soy pacífica.

¿Por eso en su momento evitaste hablar de la relación que tuviste con Josimar?

No quise hablar del tema porque quería mi tranquilidad y que la otra persona lo aclare. Pero como no se dio, decidí hablar.

Angye no ha recibido invitaciones de futbolistas para salir al extranjero. "Si me voy de viaje será con mi plata", aseguró. (Fotos: Mónica Palomo /GEC)
Angye no ha recibido invitaciones de futbolistas para salir al extranjero. "Si me voy de viaje será con mi plata", aseguró. (Fotos: Mónica Palomo /GEC)

Gianella Ydoña (‘La protagonista’) te acusó de haber roto su relación.

Ella nunca tuvo pruebas ni las tendrá. Ellos se separaron en diciembre y yo entré a trabajar a la orquesta de Josimar en marzo. Tengo muy claras las fechas, estoy con la verdad.

¿Nunca te meterías en una relación?

No hay forma. Soy una joven que tiene valores y códigos, no haría a otra persona lo que no quiero que hagan conmigo.

¿Crees en el ‘karma’?

Sí, todo en la vida da vueltas.

¿Decepcionada del amor?

No, porque lo mío (con Josimar) no se terminó por una infidelidad. Decidí separarme porque quería mi tranquilidad y que él arregle sus problemas.

Pero en más de una ocasión lo calificaste de ‘tramposo’...

Me enteré de algunas cosas cuando terminamos y no había otra palabra para definirlo. Eso pienso (que es tramposo), pero no estoy diciendo que sea una mala persona.

¿Era muy amoroso contigo?

Era muy cariñoso, detallista, una persona que te quería tener siempre presente, si te podía llevar al baño, te llevaba. Es una persona no absorbente, pero sí intensa.

¿Intensa por desconfiado?

No sé, pero como no tenía ningún problema, no vi nada de malo.

¿Cómo lo recuerdas?

Como la persona con la que aprendí muchas cosas y me aconsejó. Fuera de que si es o no tramposo, es una buena persona, pero ya no existe para mí.

¿No regresarías con él?

Es una etapa cerrada con siete candados, no la abro ni por error.

Está de moda que algunos futbolistas inviten a las chicas de viaje, ¿has recibido alguna propuesta?

No. Si me voy de viaje, es con mi plata y cuando quiera.

¿No eres interesada?

Si fuera interesada, actuaría de otra manera. Trabajo desde los 11 años.

¿Sigues soltera?

Sí. Los hombres están descartados por el momento, porque estoy enfocada en mi trabajo con la orquesta ‘Alma Bella’ y pronto inauguraré mi escuela de baile con el señor Nílver Huárac y más adelante me gustaría cantar .

¿Y cómo tendría que ser el chico que conquiste tu corazón?

No me fijo en el físico y creo que ya está demostrado. Pero definitivamente debe ser un hombre trabajador, que tenga sus objetivos bien claros, con muchas ganas de salir adelante.

Y que no sea ‘tramposo’...

Ja, ja, ja, claro.