Con tal de defender a su esposo Erik Rubín, la conductora de "Hoy" no dudó en utilizar un "arma blanca" por el cual casi es denunciada. (Foto: Andrea Legarreta / Instagram)
Con tal de defender a su esposo Erik Rubín, la conductora de "Hoy" no dudó en utilizar un "arma blanca" por el cual casi es denunciada. (Foto: Andrea Legarreta / Instagram)

Gracias a su carisma, se ha convertido en uno de los personajes de la televisión mexicana más queridos del público. Si bien, la conductora del programa “Hoy” se caracteriza por ser muy calmada, ella reaccionó de una forma inesperada, hace varios años, cuando trató de defender a su esposo Erik Rubín durante una pelea.

MÁS INFORMACIÓN: Fotos del quinceañero de Nina Rubín, la hija de Andrea Legarreta

Resulta que la también actriz no tuvo mayor opción que detener a unos hombres que estaban persiguiendo a su pareja haciendo uso de un “arma blanca”, hecho que provocó que la policía llegue al lugar para averiguar todo lo que había ocurrido.

A continuación, te contamos el incidente que vivió la pareja, al poco tiempo de haberse casado, y qué llevó a la protagonista de “¡Vivan los niños!” actuar de tal forma.

La también actriz está dispuesta  defender con "uñas y dientes" a su esposo de cualquier altercado, tal como lo demostró hace años. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)
La también actriz está dispuesta defender con "uñas y dientes" a su esposo de cualquier altercado, tal como lo demostró hace años. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)

ANDREA LEGARRETA Y LA VEZ QUE DEFENDIÓ CON UN “ARMA BLANCA” A ERIK RUBÍN

Ubicándonos en contexto

Para entender por qué la conductora de “Hoy” utilizó un “arma blanca” para defender a su esposo, tenemos que retroceder en el tiempo. Poco después de que ella contrajo matrimonio con Erik Rubín aprovecharon que no tenían hijos para hacer un viaje al Lago Tahoe, Estados Unidos, junto a otra pareja de recién casados, Aleks Syntek y Karen Coronado.

En el afán de disfrutar la nieve y las colinas, el ex Timbiriche propuso a su esposa practicar esquí, y aunque en un inicio se negó por temor, terminó aceptando, pero tras varias caídas sufrió una lesión: se había roto los ligamentos, motivo por el cual le pusieron una prótesis y debía movilizarse con muletas, pero estas no la detuvieron para seguir disfrutando del lugar.

La presentadora televisiva y su esposo están casados desde el año 2000, fruto de su matrimonio tienen dos hijas. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)
La presentadora televisiva y su esposo están casados desde el año 2000, fruto de su matrimonio tienen dos hijas. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)

El día del altercado

Días después, el grupo de amigos decidió ir a un casino, donde tras estar un buen rato, decidieron retornar al hotel. El único inconveniente era que no había taxis por la ciudad, por lo que tuvieron que esperan bastante tiempo. “En Lake Tahoe parece que hay un solo taxi en todo el pueblo”, contó la presentadora de “Hoy”.

Debido a que la llegada de la unidad demoró, los cuatro se sentaron, cuando de pronto arribó la unidad, pero es abordada por otras personas. “Cuando ya viene entrando el taxi, el único taxi de todo el pueblo, en ese momento salen unos señores ‘gorilas’ con sus chavas y directamente agarran el taxi”, contó Andrea Legarreta, quien estaba acompañada de su esposo, una entrevista con el .

A pesar de haber pasado diferentes altibajos en su matrimonio, la pareja se muestra muy unida. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)
A pesar de haber pasado diferentes altibajos en su matrimonio, la pareja se muestra muy unida. (Foto: Andrea Legarreta / Intagram)

Defiende a Erik Rubín con un “arma blanca”

En ese momento, Erik Rubín reclama a dicha personas que ellos estaban esperando primero y que se habían sentado porque su esposa estaba delicada, pero no entendían. “Yo sé que me están entendiendo, se hicieron güey** y se treparon al coche. Ahí les dije: ‘No te hagas pendejo, que me entiendes perfectamente’ y ¡pum!, que me descuenta [en el rostro]. Tras ello, le digo más cosas y entonces que se bajan y empiezan a corretearme”, narró.

Al ver que su pareja estaba en peligro, corriendo alrededor del coche para que no lo alcanzaran, ella decidió ayudarlo con una de sus muletas. “Yo estaba asustadísima y dije: ‘¿Quién podrá defenderlo? Pues yo (…). Cuando iba pasando frente a mí, tomo vuelo, alzo el brazo y ¡pum! en la cara. Él me la jaló la muleta, la aventó y me gritó horrible. Llegó la policía y les explicamos lo sucedido”, manifestó.

Ahí fue que los efectivo les mencionaron que la que iba a tener problemas era Legarreta por haber hecho uso de un arma blanca y podía ser denunciada. Ella alegó que fue en defensa propia, pero al final todos quedaron libres de culpa.