Por: Carla Chévez

está soltera y le gusta pensar que en su momento llegará un compañero idóneo que sume a su vida, pues luego de divorciarse y posteriormente tener una relación de cuatro años, no aceptaría la codependencia o relaciones ‘tóxicas’. Ahora sabe lo que vale, se acepta con sus virtudes, defectos, reconoce que también ha sufrido por amor y

Ethel, vas a cumplir 40 años...

Sí, el 15 de diciembre.

Dicen que los 40 son como los 20 para nosotras, ¿te sientes así?

No sé si lo decimos porque vas teniendo más edad o porque es verdad, pero lo cierto es que a lo largo de los años la mujer ha ido cambiando. Justo he empezado a ver la serie ‘Las chicas del cable’, que está ambientada en el año 1928, y le digo a mis hijas que es un mundo que no han conocido, que las mujeres en ese momento no podían ejercer, el hombre mandaba, no podían divorciarse, no teníamos voz ni voto, pero ahora que estamos más activas sí ha hecho que nos sintamos más juveniles.

Ethel Pozo aún cree en el amor. (Trome.pe)
Dice que Ignacio Baladán solo es su amigo y que es ‘buena onda’.

¿A esta edad no te ha quedado nada pendiente de esos 20 años?

No, nada, pero recuerdo clarísimo que mi mamá decía: Cómo quisiera tener tu edad, pero con toda la experiencia que tengo. En ese momento no entendía a qué se refería y recién la comprendo. Ahora estoy más feliz y veo clarísimo, con mis hijas que están creciendo, que cuando eres adolescente no te gusta nada, críticas muchas cosas, pero hoy me encanta como soy, me quiero, me gusto, soy más libre de lo que era a los 20.

Esa Ethel era más insegura, la de hoy es firme en sus decisiones...

Pero creo que a todo el mundo le pasa porque atravesamos esa edad complicada en la que nada no nos gusta, ni nuestro pelo, y ahora me encanta todo de mí. Mira, siempre he sido bustona, obviamente que de chiquita me apretaba para que no se me notara, me ponía el cabello adelante, pero ahora paro escotadísima porque lo considero un atributo.

Dices que te sientes feliz, ¿y realizada?

Sí, realizada como mujer, súper feliz y contenta. Me gustan mis virtudes y acepto mis defectos, ya reconozco que soy impaciente, tengo miles de sueños por cumplir, pero soy una persona feliz y agradecida, más ahora con la pandemia.

¿Un sueño inmediato?

Tengo tantos viajes por hacer y no sé si es porque las fronteras estarán cerradas hasta enero que ha aumentado el deseo de viajar, pero si hoy me muero estoy agradecida con lo que tengo.

Ethel Pozo dice que Ignacio Baladán solo es su amigo y que es ‘buena onda’
Ethel Pozo dice que Ignacio Baladán solo es su amigo y que es ‘buena onda’

¿Consideras que el amor de pareja te ha sido esquivo en algún momento?

No, nunca me fue esquivo porque desde los 17 hasta los 32 años, que me divorcié, tuve pareja. Luego, al divorciarme, estuve 11 meses sola y entré a otra relación de cuatro años. Ahora recién tengo un tiempo para mí y creo que eso es lo que me tiene contenta porque a veces, una como mujer se equivoca y piensa que la pareja es la que te hace feliz, pero llegó el momento, después de haber estado siempre en pareja, que me di cuenta de que podía ser feliz sola.

No puedes cambiar tu identidad para hacer feliz a otra persona, eso no es amor, es dependencia...

Exacto, cuando quieres que te hagan feliz o tú hacer feliz. En cambio, hoy hago las cosas por mí misma, he trabajado también en mí, porque muchas veces las mamás caemos en eso de actuar solo como mamás. Ahora no, hay un equilibrio y por eso se refleja. Tengo obstáculos en la vida como cualquier persona, crío una adolescente y la otra preadolescente, de repente en algún momento me hace falta una pareja, pero enfrento esos obstáculos de una forma madura y los resuelvo.

Pero sigues pensando en el ‘príncipe azul’ o en alguien más de carne y hueso...

¡Ay! Qué gracioso. No, hace tiempo que no pienso en el ‘príncipe azul’, pienso en un compañero idóneo, pero para complementarnos. No creo que alguien es perfecto y maravilloso, porque ni yo lo soy y eso lo aprendí con los años también. Si no eres perfecta, ¿cómo quieres que alguien lo sea contigo? Pero sí considero que hay alguien ideal para uno y que esa persona es lo que se llama ‘príncipe azul’ entre comillas, pero no es como en las películas, todos cojeamos de algo.

Ethel Pozo dice que Ignacio Baladán solo es su amigo y que es ‘buena onda’
Ethel Pozo dice que Ignacio Baladán solo es su amigo y que es ‘buena onda’

Como mujer empoderada, ¿piensas en un hombre que te sume en lo laboral, emocional y económico?

Por supuesto, nunca me ha gustado un hombre que no es trabajador porque soy muy trabajadora, por eso busco un compañero para caminar juntos y sumar. La pareja debe ser por igual, por eso se llama pareja, porque si uno está arriba y el otro abajo ya no hay equilibrio. Me encanta pensar que Dios tiene alguien para mí y que va a llegar en el tiempo que Él quiera. Otra cosa que pasa con la edad y la experiencia que tengo es que no aceptaría el poco amor, la codependencia, relaciones tóxicas. Como te digo, el amor no duele, cuando sientes que ya no hay paz en el corazón, eso no es amor. Las mujeres somos valiosas como para estar sufriendo por alguien, persiguiendo a alguien o aguantando faltamientos de respeto. No juzgo, porque siempre hay que ponerse en los zapatos del otro, yo también he sufrido por amor y por eso lo digo. Ahora que sé lo que valgo, sé lo que no aguantaría, sé poner el stop. El amor tiene que ser sano, bonito, el amor nunca duele, por eso es que me cuido en no fijarme en nadie así, prefiero no involucrarme.

¿Por qué te vinculan con Ignacio Baladán?

Es por un chiste que hizo ‘Choca’ y el mismo se ríe. Ignacio fue en marzo a ‘Mi mamá cocina mejor que la tuya’ y ahí nos hicimos amigos, es buena onda, ‘pilas’ y tiene buena vibra, pero somos solo amigos.

¿Te afectaron los rumores cuando te vincularon con Yaco?

Sí, porque cuando inventaron ese rumor tan retorcido dije: qué maldad. Claro, como a ‘Mi mamá cocina mejor que la tuya’ le va bien (lideran el rating hace diez domingos), ven que estos se llevan bien, son buenitos para la gente, me voy a inventar esto. ¿Por qué no me lo inventan con un soltero? Por ejemplo, Baladán. No, porque eso no daña mi honra, por eso lo aclaré en su momento.

Casi nunca contestas cuando te critican, pero tampoco te quedas callada.

Es que creo que todos tenemos una opinión, no me gusta la gente que dice ‘no, de eso no opino’, porque me parece que es no tener un punto de vista, pero respeto a todo el mundo y su trabajo, porque de eso comen nuestros hijos. Si alguien te critica, digo: No es tu familia, no te conoce, para qué amargarse, y tampoco hablo mal de alguien, ni en mi círculo de amigos, porque el karma existe