El sol se asoma más seguido y conforme pasan los días la radiación es mayor. Quienes tienen perros deben revisar los que les brindan a sus 'amigos peludos', sobre todo en esta época en que la deshidratación y los golpes de calor son frecuentes. El doctor Enrique Tello del Colegio Médico Veterinario de Lima alerta cómo ser previsores.

1. Sácale la ropita. En pleno calor no es adecuado vestir al perro. Si deseas ponerle algo, que sea un polo de algodón y por las noches.

2. Evita los paseos en las horas punta. No lo saques entre las 11 de la mañana y 3 de la tarde. Las veredas, arena y piedras están calientes y pueden formarse ampollas en sus almohadillas.

3. Llévalo por la sombra durante las caminatas, ya sea para que descanse o respire mejor. El aire fluye en esas zonas.

4. Hidrátalo. Que siempre tenga agua fresca en un recipiente. En horas de mayor radiación, échale pequeños chorritos en las axilas y el pecho. Le permitirá regular rápido su temperatura.

5. Dale alimento balanceado. Las se fermentan con el calor y pueden provocarle problemas digestivos. Además, en verano, el apetito de los canes es menor durante el día. Prefieren comer de noche y por las mañanas solo refrescarse. Tenlo en consideración.

Sabías que: Hay que tener cuidado con los perros blancos o albinos que padecen de fotosensibilidad (alergia al sol). Su piel podría ponerse rosada.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas

No te pierdas