Artista Fernando Yupanqui pintó a la 'Foquita' y a Paolo Guerrero en escaleras de El Agustino [FOTOS]

La zona de  Lima Este también alienta a la selección peruana gracias a la obra de un pintor. 

Pintor

s

Artista junto a su obra en uno de los cerros de El Agustino. 

POR: SAMANTHA AGUILAR

Emocionados por la participación del Perú en el Mundial Rusia 2018, muchos artistas de la calle comenzaron a pintar en las paredes, pisos o cualquier superficie plana los rostros de nuestros grandes jugadores, sin embargo, Fernando Yupanqui (61) se la puso más difícil y utilizó como lienzos las escaleras de los cerros de El Agustino (Lima Este). El resultado es más que sorprendente.

Yupanqui considera su máxima obra la pintura que hizo en Lima Este. "He tenido una gran responsabilidad al hacerla y muchos elogios de la gente. Eso me llena de alegría y orgullo", expresa este fanático de la selección peruana

Contó que la idea de pintar en las escaleras nació porque la  Municipalidad de El Agustino se lo pidió. "Yo lo vi como una gran oportunidad, pero también algo complicado. Sin embargo, quedó muy bien. Además que soy hincha de la selección peruana", dijo. 

Pintor

d

En El Agustino. 

¿Muy futbolero?
Ahora sí, porque antes yo veía a los jugadores y decía cómo no vuelven a aparecer futbolistas como Teófilo Cubillas. Hasta que vimos a (Paolo) Guerrero.

¿Este es un homenaje para él?
Sí, para él y (Jefferson) Farfán y para todo el Perú, es un trabajo hecho con mucho cariño.

¿Cuánto tiempo le tomó?
He pintado dos escaleras en los cerros. La imagen de Paolo Guerrero está en el asentamiento humano ‘El Independiente’, me tomó dos días y medio. La de Farfán se encuentra cerca al ‘Óvalo de la Paz’, y la hice en un día y medio.

Pintor2

s

Pintó a Paolo Guerrero y la 'Foquita'

¿Piensa que tiene un don?
Gracias a Dios todos lo tenemos.

¿En su familia también pintan?
Tengo cinco hijos y mis hijas son buenas artistas.

¿ Y a usted quién le enseñó?
Cuando era chico hacía casitas con arcilla. Luego cuando crecí me di cuenta de que tenía talento. A los 13 años recuerdo que estaba jugando con un billete de 100 soles que estaba despintado una parte. Lo dibujé y lo completé y quedó perfecto. Ahí entendí que podía hacer grandes cosas.

¿Siempre trabajó como pintor?
No, también he sido carretillero y cachinero. De chico soñaba con ser presidente o científico, pero no se pudo. Ahora igual soy feliz, pintando. 

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada