es el órgano más grande del cuerpo y necesita un especial cuidado. No solo debemos cuidarnos por fuera, sino también por dentro a través de la alimentación saludable e ingesta de agua. Durante la época de frío solemos que sin imaginarnos causa deshidratación en la piel.

El dermatólogo de la Clínica Internacional, Daniel Barrón, explica que en época de invierno la piel tiende a secarse con mayor facilidad y perder agua, y si no consumimos líquidos esta puede sufrir daños.

No solo la falta de agua deshidrata la piel, sino también bañarse con agua muy caliente, usar jabones fuertes e incluso el uso prolongado de la calefacción”, detalla.

Ante esto, el experto nos brinda algunos signos de alarma para saber cuándo la piel está deshidratada:

+ En las piernas y brazos aparecen escamas y resequedad.

+ En el rostro podemos ver arrugas pequeñas y muy finas.

+ La piel se muestra opaca y sin luminosidad.

+ Los labios, al ser una piel muy delicada, empiezan a resecarse, aparecen pellejitos y se pueden cuartear hasta sangrar.

+ El cabello lucirá sin brillo, pajoso, quebradizo y con las puntas abiertas.

+ En los casos más severos, la lengua se seca, la piel se vuelve amarilla y los ojos se hunden.

DATO

Es muy importante la limpieza de la piel, ya que permitirá que los productos hidratantes penetren con mayor facilidad y sean más efectivos.

TE PUEDE INTERESAR: ÁCIDO HIALURÓNICO ¿QUÉ ES Y CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

Seguramente has escuchado acerca de los diversos usos del  en tratamientos estéticos, pero ¿sabes cómo actúan este producto cosmético en tu piel? El ácido hialurónico es un tipo de azúcar, presente de manera natural en la  que tiene una alta capacidad para absorber el agua siendo responsable de rellenar y dar volumen a la piel, además de tener un alto poder de hidratación.

Con el pasar de los años, la producción natural de ácido hialurónico disminuye y el proceso de renovación celular se ralentiza, dejando la superficie de la piel más deshidratada, áspera y rugosa porque este hidrata la piel de adentro hacia afuera, rellenándola y reduciendo las líneas de expresión, atenuándolas y dejándolas más suaves.

“En Natura hemos descubierto un nuevo activo de la Amazonía llamado Tukumá, que actúa como protector y estimulador natural del ácido hialurónico a través de dos ingredientes: el óleo y la manteca. El uso combinado de los dos resulta en la nueva línea antiseñales corporales de Natura Ekos, que combate los signos de envejecimiento, estimula el proceso de renovación celular y, a su vez, empodera a las mujeres que recolectan el bioactivo, generando ingresos a más de 700 familias”comenta Fiorella Solari, gerente de Marketing de Producto de Natura.

PROPIEDADES DEL ÁCIDO HIALURÓNICO

Aunque tiene un nombre difícil, esta sustancia “vive” de manera natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano: en la epidermis, en el tejido conectivo, en los cartílagos, el líquido sinovial, los ojos, etc. En todos ellos, el ácido hialurónico cumple importantes funciones:

  • Hidrata la piel y le da un aspecto más rejuvenecido al suavizar la apariencia de las arrugas.
  • Contribuye a la regeneración de nuestras células, ya sean de la piel o de cualquier otro tejido blando del cuerpo, como los músculos o el cartílago, por ejemplo.
  • Previene la artritis y otras enfermedades articulares.
  • Ayuda a que, luego de practicar deporte, el cuerpo se reponga más rápido.
  • Mantiene nuestro pelo brilloso y sano, ya que lo hidrata.