Aprovecha el tiempo en casa para cuidarte con las estas recomendaciones. (Foto: Pexels)
Aprovecha el tiempo en casa para cuidarte con las estas recomendaciones. (Foto: Pexels)

Hoy te contaremos algunos consejos para comer sano y no engordar en el teletrabajo o estudios. Si queremos rendir adecuadamente es importante contar con un buen estado nutricional, y salud óptima. Para lograrlo, es indispensable , realizar actividad física, hacer pausas activas, y cuidar nuestro estado emocional. Son justamente los alimentos que consumimos quienes juegan un papel crucial ya que nos brindarán los nutrientes para rendir.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo madurar un aguacate usando harina

“Ahora que nos encontramos trabajando y estudiando de manera remota es importante tener una alimentación balanceada y tener en cuenta cómo distribuimos nuestro plato. Este debe tener la mitad de alimentos vegetales tales como verduras y frutas, la otra cuarta parte de carbohidratos como alimentos integrales y menestras, y la otra parte de proteínas como las carnes, lácteos y huevos”, señala Karen Quiroz, directora de la Escuela de Nutrición y Técnicas Alimentarias de la Universidad Le Cordon Bleu.

Quiroz indica que las personas siempre deben consumir proteínas, presentes en las carnes rojas y pescado, fuente de proteínas de alto valor biológico y el huevo que nos confieren omega 3 como el DHA, relacionado con una mayor capacidad de aprendizaje. Además, que son de fácil digestión.

Por otro lado, hay que evitar los alimentos refinados como la harina y sus derivados, en su lugar optemos por pan, fideos y arroz integral y el salvado de trigo ya que estos son de absorción lenta y nos permiten tener glucosa (energía) disponible por más tiempo. ¿Qué otros superalimentos podemos consumir para mejorar nuestro rendimiento? Quiroz señala algunos que debemos tener en cuenta:

Huevo

Una persona puede comer hasta máximo un huevo al día y así obtener las cantidades suficientes de Colina (una vitamina del Complejo B), que nos va a ayudar en los procesos de memoria. No satanicemos a la yema del huevo, pensando que nos va a elevar el colesterol. Con comer uno al día es suficiente.

Es la fuente de proteínas por excelencia y moderadamente calórica. Las proteínas del huevo son de alto valor biológico, lo que significa que contienen todos los aminoácidos esenciales. (Foto: Pexels)
Es la fuente de proteínas por excelencia y moderadamente calórica. Las proteínas del huevo son de alto valor biológico, lo que significa que contienen todos los aminoácidos esenciales. (Foto: Pexels)

Cítricos

Esta vitamina nos ayuda a disminuir los picos de cortisol, los cuales se elevan cuando tenemos mucha carga emocional, sea por trabajo o estudios. Al consumirlas nos ayudará a sentirnos más activos, más dinámicos, menos apáticos y decaídos. La encontramos en alimentos cítricos como el camu camu, el kiwi, el aguaje, naranja, limones y maracuyá. Es preferible consumirlas picadas, bien lavadas y frescas, ya que, al hacerla jugo, elevan su índice glicémico.

Lácteos

Debemos destacar también a los alimentos con este complejo, que están directamente relacionado con el sistema nervioso central, evitando el cansancio emocional, apatía, fortalecen la memoria, concentración y la buena irrigación. Lo encontramos en todos los vegetales verdes oscuros, los alimentos de origen integral, los lácteos y carnes magras.

Frutos secos

Este es otro de los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Además, nos ayuda en los procesos mentales y el equilibrio de energía neurótico neuronal. Lo podemos encontrar principalmente en las frutos secas, estos últimos aumentan la concentración y la memoria.

Calcio

Este mineral ayuda a reducir el estrés y la fatiga mental ya que actúa sobre los impulsos nerviosos.

Un aspecto que también juega un rol fundamental en nuestra salud es el ejercicio físico, ya que nos va a brindar una sensación de salud y bienestar, además de disminuir el estrés, mejorar nuestro estado de ánimo y mejorar nuestro rendimiento laboral y académico. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 30 minutos de ejercicio al día es suficiente para mantenernos saludables.