Todo sobre el cambio de dientes de tu mascota.
Todo sobre el cambio de dientes de tu mascota.

Al igual que sucede con los niños, los pasan por cambios en su dentadura. A las pocas semanas de vida les salen los ‘dientes de leche’, que unos meses más tarde tienen que caer para dar paso a las piezas dentales adultas.

LEE: ¿Tu perrito tiene callos? Descubre cómo ayudarlo

“Los perritos mudan de dientes a partir de los 4 meses de edad. Esto puede hacer que tu mascota esté un poco inapetente, o le cueste comer su comida, también pueden hacer movimientos masticatorios constantes sin tener nada en la boca. Eso puede ser porque un diente está flojo”, explica la médico veterinario Vanessa Angulo.

El cambio de los dientes de leche en perros y la salida de los definitivos es un proceso fisiológico que causará, solo en algunos casos, ciertas molestias nada graves en nuestra mascota.

MIRA: Descubre por qué es malo que le grites a tu perro

“Cuando se da el cambio veremos que coincide con una etapa de exploración muy activa del cachorro. Incluso, algunas veces puede que no te des cuenta si tu mascota ha mudado de dientes porque puede ser que se los haya tragado y no hay nada de qué preocuparse”, agrega la experta.

Es importante mencionar que después de la muda de dientes puedes iniciar el cepillado dental de tu mascota. Procura hacerlo 3 veces por semana como mínimo.

LEE SOBRE: ¿PUEDO TRANSMITIRLE ESTRÉS A MI PERRO?

La pandemia y el  ha generado cuadro de, pero quienes también han sido víctimas de esta situación son las . Ante esto, nos nace la pregunta ¿podremos transmitirle estrés a nuestro perro? La respuesta es sí.

“Los se pueden estresar por diversos motivos, pero son tan nobles que suelen ser una especie de esponja que absorbe las sensaciones del propietario. Si una persona está tensa y el perro lo percibe, afectará su calidad de vida”, explicó el médico veterinario de MSD Animal Health, Franco Mauri.

Pero, ¿cómo te das cuenta que un perro está estresado? Manifiesta decaimiento, se lame constantemente una parte de su cuerpo, se persigue la cola cuando antes no lo hacía o incluso puede destruir cosas.

“Cuando el dueño note alguna de estas señales debe llevar a su mascota al veterinario para descartar alguna enfermedad porque el estrés y la ansiedad bajan las defensas del animalito, por eso hay que estar atentos”, alertó Mauri.

Para aliviar el del propietario y de la mascota se pueden realizar actividades conjuntas como jugar, salir a pasear y hacer deporte, hasta abrazarse ayudará a ambos.

DATO

Otras situaciones que causan  son: mudanzas, visitas inesperadas, llegada de nuevas personas a la familia, cambios bruscos de hábitos.