Los niños deben aprender que Navidad no es solo cosas materiales.
Los niños deben aprender que Navidad no es solo cosas materiales.

Estamos a puertas de la llegada de la y de seguro ya estás pensando qué regalarle a tu engreído... quizá su juguete favorito, una bicicleta, ropa o todas las anteriores, pero ¿has pensado si realmente es bueno que reciba tantos regalos?

La psicóloga y psicoterapeuta Lizbeth Cueva explica que la cantidad de obsequios no debe ser asociado con un tema de felicidad o para calmar la culpa de los padres por no estar con sus pequeños por temas laborales o personales.

“Lo ideal es que reciban, como máximo, tres o cuatro juguetes. Además, recordemos que ellos no juegan con todos y al tener demasiados se podrían convertir en niños demandantes y, que en el futuro, solo piensen que el amor está relacionado con lo material”, explica la especialista.

HABLA CON TUS PARIENTES

Por ello, si la abuelita, los tíos y los padrinos piensan engreír al pequeño con un regalito, se recomienda que los padres conversen con ellos y les sugieran que en vez de un juguete, lo sorprendan con un libro, prendas de vestir, zapatos o juegos de sábanas, según su edad y necesidades.

“No acostumbremos a los pequeños a recibir cosas materiales como símbolo de amor, sino enseñémosles a verbalizar el cariño y afecto que se siente por el otro, porque sino cuando se conviertan en adultos buscarán el exceso para sentirse bien, agradables, amados y cómodos”, añade Cueva.

Sabías que...

Al escribir la carta a los reyes o a Papá Noel, los padres podrán ir explicándole a sus hijos las razones por las que deberían descartar algunos juguetes.