Prácticos consejos para la limpieza de tu vehículo 

Si quieres que tu vehículo dure más tiempo debes limpiarlo correctamente. 

vehículo

Estas son solo algunas simples recomendaciones que Ford Perú te brinda para que mantengas tu vehículo impecable.

Estas son solo algunas simples recomendaciones que Ford Perú te brinda para que mantengas tu vehículo impecable.

Mantener nuestro vehículo como nuevo puede ser un gran desafío. El polvo de una construcción cercana, comer un snack mientras conducimos o simplemente estacionarnos bajo la sombra de un árbol suelen ser perjudiciales. Por ello, Ford Perú te brinda unos prácticos consejos para que la tarea de dejar tu automóvil libre de manchas y suciedad sea mucho más simple:

• Limpiar los espacios estrechos: la aspiradora es un gran aliado a la hora de la limpieza, pero siempre hay uno que otro espacio al que no puede llegar por su diámetro. Una alternativa es colocar un cono de papel higiénico o toalla en el extremo del tubo y aplastar la punta para crear un pequeño pico que logre ingresar a las partes más estrechas y pequeñas de nuestro auto.

• Los obsequios de las aves: el excremento de los pájaros contiene fuertes ácidos y cuanto más tiempo demores en retirarlos, mayor daño pueden causar en la pintura de tu vehículo. Un consejo para hacer más sencilla la limpieza de los mismos es aplicar agua con gas sobre la zona afectada y luego frotar suavemente con una franela.

• Migajas en los rincones y la consola: muchas veces al comer dentro del auto dejamos caer migajas en los rincones de los asientos, la consola y el tablero, haciendo difícil la limpieza total de esos espacios de forma tradicional. Un práctico consejo es emplear primero un soplador de aire comprimido para dispersar dichos residuos hacía áreas más accesibles y luego utilizar la aspiradora para acabar con ellos. 

• Los tediosos chicles: si tienes la mala suerte de los asientos o pisos de tu vehículo hayan sido víctimas de un pegajoso chicle, este tip te resultará muy práctico. Coloca algunos cubos de hielo dentro de una bolsa, y ponla sobre el chicle por unos minutos. Al enfriar la superficie, ese pasajero indeseado se endurecerá y podrás removerlo fácilmente con una espátula.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada