Diles que las imágenes de las redes sociales no son un buen blanco de comparación con uno mismo.
Diles que las imágenes de las redes sociales no son un buen blanco de comparación con uno mismo.

Según el informe “Detrás del filtro 2021” de Dove, el 24% de las niñas creen que sus padres no comprenden Los adultos suelen minimizar este tipo de preocupaciones en las jóvenes y no conocen como esta actitud puede impactar sobre la autoestima de sus hijas y motivar futuras decisiones sobre el cambio de su apariencia física.

Por ello, en el marco de la campaña #SinDistorsionDigital de Dove, que lleva el concepto de “Belleza es ser tú. Belleza sin filtros”, los especialista de esta marca comparten las siguientes recomendaciones para hablar con tusy de esta manera fortalecer su seguridad.

1. Entender la distorsión digital

Tomar selfies y utilizar filtros puede ser una forma de creatividad y expresión personal. Pero cuando se utilizan para ajustarse a los estándares de belleza de la sociedad, o porque tu hija o hijo no se siente seguro de publicar fotos sin editar, es una señal de que puede ser un problema.

Habla sobre las técnicas y herramientas que usa la gente para editar sus imágenes y hagan una lista juntos. Busca “A Selfie” en YouTube, un cortometraje del Dove Proyecto para la autoestima. Ayuda a revelar las poses, los ángulos de la cámara, la iluminación especial, el maquillaje y los filtros que intervienen en la “foto perfecta”.

2. Evita la trampa de la comparación

Cuando tus hijos naveguen por las redes sociales, recuérdales que están viendo los mejores momentos de otra persona. Diles que las imágenes de las redes sociales no son un buen blanco de comparación con uno mismo. Si son adolescentes, vean ‘Girls Room’ en , una serie dramática de 6 episodios que trata sobre las redes sociales, la imagen corporal y la comparación.

3. Recuperar lo “social” en las redes sociales

Habla de los modos de utilizar las redes sociales de forma más consciente para conectar e interactuar activamente con otras personas. Recuérdales que dejen de seguir las cuentas que no les hacen sentir bien.

4. Crear contenidos diversos y reales

Conversa con ellos sobre cómo crear un espacio en línea más constructivo, diverso y positivo para ellos mismos y para los demás. Hablen de cómo pueden dedicar más tiempo a publicar cosas que reflejen sus intereses, actividades con amigos y cualidades personales que no tengan nada que ver con su aspecto físico.

5. Desconectarse

Anima a tus hijos a tomar descansos ocasionales de las redes sociales si se sienten abrumados o no las disfrutan. Fija límites de tiempo de pantalla y salgan a dar un paseo, llamen a un amigo o hagan algo creativo con sus manos, lo que sea que les guste hacer lejos de la pantalla.

Dato

La marca Dove ha difundido el kit de confianza, dirigido a padres y maestros. Se trata de un documento digital con contenido valioso, escrito por expertos para el fomento de la confianza, con el objetivo de que las próximas generaciones crezcan disfrutando de una relación positiva con la forma en que se ven, sin distorsión digital. Dentro de este contenido, uno de los capítulos más importantes es el que te explica cómo hablar de las redes sociales con tus hijos, para que aprendan a utilizarla una forma positiva.