Primeros Auxilios
Primeros Auxilios

Al celebrar la llegada del es posible que nos enfrentemos a situaciones de emergencia que requieren primeros auxilios de inmediato. Actuar pronto y adecuadamente, antes de la llegada de los paramédicos, puede hacer una gran diferencia.

Veamos algunos casos y qué hacer:

  1. Quemaduras. Primero deje correr agua fría (nunca helada) sobre la zona afectada, durante unos 10 minutos, y luego cubra la piel quemada con un vendaje estéril y seco. Después se puede aplicar una loción humectante con aloe vera. Jamás reviente las ampollas, ni unte la quemadura con aceite o pasta dental. Si el daño es mayor al de enrojecimiento y ampollas, cuando hay destrucción de piel, debe quitarse la ropa sobre la quemadura, moje la zona con agua fría y, sin echar cremas, lleve a la persona a emergencia.
  2. Heridas. Si se sufre una herida, según su profundidad, lave el área afectada con agua y jabón. Aplique después un antibacterial para prevenir infecciones (como sulfa) y presione directamente la herida para detener el sangrado (hasta por 10 minutos). Hecho lo anterior, cubra la herida con un vendaje limpio y desinfectado. Si el sangrado es intenso, apriete la herida con un paño limpio y vaya rápido a emergencia.
  3. Atragantamiento. Si el afectado es un niño o un bebé, con las manos hay que colocarlo boca abajo sobre los muslos y darle palmadas rápidas y fuertes entre los omóplatos con el talón de la mano, hasta que expulse el objeto o trozo de comida. Solo en adultos se aplica la maniobra de Heimlich (apretar la caja torácica desde atrás, sujetando el puño con la otra mano).
  4. Intoxicaciones. Si aparecen erupciones en la piel, durante o tras la cena, traslade a la persona afectada a un centro de salud, porque en casos extremos un intoxicado por algún alimento puede sufrir un paro cardiorrespiratorio.

TE PUEDE INTERESAR: