Compartir nuevas experiencias sexuales, siempre que ambos lo disfruten, ayuda a afianzar más la relación.
Compartir nuevas experiencias sexuales, siempre que ambos lo disfruten, ayuda a afianzar más la relación.

Un en cuarentena, sin poder salir de casa, puede ser la razón para que tú y tu pareja se atrevan a vivir nuevas experiencias en la intimidad este . Rompe con la monotonía y pasa un momento inolvidable dejando salir tu lado más sexy y atrevido. Compartir nuevas experiencias sexuales, siempre que ambos lo disfruten, ayuda a afianzar más la relación.

Así lo señala el psicólogo clínico y sexólogo Christian Martínez Monge. Además de las expresiones de amor y cariño hacia la pareja son necesarios los momentos físicos, las caricias, el contacto de piel a piel. Por ello, busca espacios para disfrutar del sexo sin caer en la rutina; este San Valentín puede ser el momento ideal para dar el primer paso y reinventarte con tu en la intimidad. “Pueden empezar hablando sobre qué les gusta y qué no en el sexo, para que ambos disfruten de las nuevas experiencias sexuales.”, señala el experto en sexualidad humana. Aquí, nos detalla algunas ideas sexuales que puedes realizar con tu ser amado.

  1. Cambiar de escenario. El sexo no solo se disfruta en la cama. Martinez Monge asegura que con el solo hecho de cambiar de escenario el erotismo se dispara. Pueden hacerlo en la sala, en la alfombra, en la cocina, en otro lugar que no sea la habitación. Inténtalo.
  2. Actividades con picardía. Ya que no se puede salir de casa, sé más creativo. Una buena opción son los juegos de mesa pero con castigos eróticos, por ejemplo, el perdedor debe quitarse una prenda, realizar un baile sexy, etc.
  3. Tomar un baño juntos. No con el objetivo de asearse, sino de disfrutar del contacto de piel a piel, eso puede ayudarlos a sentir erotismo. Acariciarse, jabonarse, poner música de fondo, velas aromáticas, ayudarán a crear el escenario perfecto para tener intimidad.
  4. Ver videos eróticos. Con el propósito de excitarse juntos. Ambos pueden elegir la trama e incluso considerar usar juguetes sexuales o darse masajes mutuamente para encender aún más el deseo.
  5. Asuman roles. Aunque vayan a quedarse en casa, arréglate como si fueran a salir a una cita, viste ropa atrevida y debajo una sexy lencería. No descuiden su apariencia, si acostumbran depilarse completamente el cuerpo, háganlo. Prepárense y/o vístanse con lo que les haga sentir cómodos y atractivos.

Estas experiencias sexuales pueden elevar la pasión en tu noche de San Valentín y a lo largo de toda tu relación. Pero recuerda, se trata de buscar momentos para la intimidad no de poner horarios y recurrir al sexo para huir del estrés, este debe ser un momento que sume bienestar a tu relación.