Los narcisistas necesitan exponerse y aparecer porque no están contentos con lo que son. (Foto: Getty)
Los narcisistas necesitan exponerse y aparecer porque no están contentos con lo que son. (Foto: Getty)

Las llegaron para quedarse y cambiar la forma de comunicarnos con las demás personas. Algunos son más tímidos y prefieren no compartir demasiado sobre su vida, mientras que otras personas comparten su día como fotos del plato de desayuno, de las vacaciones e incluso las compras en el supermercado. ¿Sin embargo, se ha preguntado si todo lo que publican es cierto?

Para los expertos del centro psicológico Yo Puedo, probablemente muchos usuarios nunca se han planteado, si el contenido que suben en es relevante para su círculo de amigos o solo está exclusivamente centrado en ellos mismos sobre sus “logros” personales y lo que buscan es recibir más likes.

“Estos espacios digitales se han creado para expresar de manera libre sus sentimientos y opiniones acerca de políticos, empresas, instituciones, productos o marcas, pero también ha vuelto más vanidoso al cibernauta. Puede que alguna vez se nos haya ido la mano publicando aspectos de nuestra vida personal que nos delatan y otra cosa es publicar el último coche que compramos, zapatillas, carteras, smartphone y otras banalidades que no son del todo ciertas”, mencionan.

Las 4 personalidades más frecuentes:

  • Narcisista: Conocido como el gran ‘show’ del yo. Tienen conductas altamente exhibicionistas y un ego muy elevado, con cierta frecuencia transmiten videos en vivo de lo que hacen en su día y todo lo que desearían hacer . Se creen mejor que otros, pero a la vez, sienten una necesidad compulsiva de ser aceptados. Bloquean y desbloquean a sus contactos, con el único fin de provocar emociones de incertidumbre en los otros.
  • Histriónicos: Buscan llamar la atención de manera exagerada con sus opiniones contundentes con un natural talento dramático. Por ejemplo, inventan historias en internet sobre algún tema (relación amorosa, amical o su trabajo) con tal grado de llamar la atención. Luego cuando los descubren escriben mensajes en sus y se hacen la víctima, pero nunca se disculpan.
  • Bajo de autoestima: Cuelgan (perfil, la de portada, viajes, cenas, etc.). “Su conducta delata baja autoestima y busca demostrar al resto de amigos lo seguro que están al lado de la persona que aman y que los vean felices”, explican los expertos.
  • Egocentrismo: No aceptan críticas y todo lo que publican en redes sociales está bien. El abuso de los y poses exageradas abunda en esta personalidad porque buscan generar envidia, hacer creer a los otros que son más afortunados, más guapos, más felices.

Los especialistas añaden que no hay nada de negativo mostrar actividades o algunos lugares a donde vanos, el problema está cuando la “inquietud de compartir” llega a niveles patológicos y el estar más en Facebook o Instagram, se convierte en algo más importante que estar con quienes tenemos a lado. Si presenta estos comportamientos tome conciencia que tiene un problema y enfréntelo.