El agotamiento laboral es un tipo especial de estrés relacionado con el trabajo (Foto: Freepik)
El agotamiento laboral es un tipo especial de estrés relacionado con el trabajo (Foto: Freepik)

En varias oportunidades, los empleados de una por más que se esfuercen sienten que su trabajo no cubre las expectativas de sus jefes y aunque hacen hasta lo imposible por llegar a cumplir las metas, muchas veces no les alcanza el tiempo.

Ya sea por falta de energía, motivación o porque sienten que el dinero no les alcanza, lo cierto es que a los colaboradores tienen mucho desgaste y la fatiga es más fuerte que ellos.

Para saber qué les ocurre exactamente es necesario investigar cuáles son las causas de ese agotamiento emocional y pese a que pensemos que son la presión por su desempeño, el desequilibrio entre su vida personal y laboral o la falta de oportunidades, puede que otro factor sea más determinante.

El portal publicó un artículo en el que da a conocer un estudio divulgado en el que señala que el único responsable es el ego del jefe; es decir, cuando el comportamiento de quienes tienen a su cargo un grupo de personas es narcisista, los trabajadores se sientan emocionalmente limitados. Para evitar la fatiga laboral se recomienda tres cosas:

El agotamiento laboral es tanto físico o emocional (Foto: Freepik)
El agotamiento laboral es tanto físico o emocional (Foto: Freepik)

1. CONOCER LAS NECESIDADES EMOCIONALES DE LOS EMPLEADOS

Varios jefes se enfocan tanto en los resultados que solo les interesa los números y para que se llegue a cumplir las metas proveen de todos los recursos necesarios a sus colaboradores; sin embargo, muchas veces no es lo que realmente requieren ellos.

Además de dotarlos de herramientas para que puedan desempeñarse de la mejor manera, es necesario que la parte emocional también sea tomada en cuenta. Escucharlos y hacerles saber que se preocupa por ellos hace que se comprometan más con la organización en la que trabajan. Demuestra interés en sus necesidades y otórgueles beneficios; de esta manera, notará cómo su productividad mejora.

2. VALORAR LAS EXPECTATIVAS DE LOS TRABAJADORES

En el afán de sacar adelante a la empresa, los jefes optan por drenar la energía de sus empleados y piden que se haga solamente lo que a él le interesa, sin tomar en cuenta alguna sugerencia que quieran darle.

Sumado a ello, hay quienes les gusta que los adulen y les tomen atención en todo momento cuando están hablando, haciendo que el trabajo, por más urgente que sea, se frene. Ante ello, debe valorar el rol que cumple cada uno de sus empleados y cuidar sus necesidades emocionales, antes que los fatigue emocionalmente.

3. SER MUY RESPONSABLE CON EL EQUIPO

Cuando uno asume el liderazgo de un equipo tiene que hacerse responsable del bienestar de cada uno de sus integrantes. Así te darás cuenta si tu actitud afecta a tus colaboradores, de ser así tendrás que trabajar para evitarlo.

Si llegas a comprender que el problema de la fatiga de tus trabajadores eres tú, cambia ese comportamiento negativo para que todos laboren felices y sean más productivos.

El agotamiento laboral también implica una ausencia de la sensación de logro y pérdida de la identidad personal (Foto: Freepik)
El agotamiento laboral también implica una ausencia de la sensación de logro y pérdida de la identidad personal (Foto: Freepik)