También hay que reservar tiempo para la pareja. (Foto: Getty).
También hay que reservar tiempo para la pareja. (Foto: Getty).

Laforma parte del ser humano, sin embargo, cuando se es padre de familia se adoptan otras responsabilidades y nuevas rutinas, en donde con la pareja es algo que ni siquiera puede estar en los planes del día.

Para Patricia Espinoza, sexóloga y psicóloga del INPPARES, si bien estas actitudes de rechazo son comunes por el cansancio, la falta de sueño o las alteraciones físicas, la pandemia por la ha incrementado a pasos agigantados los niveles de cortisol (hormona que se libera como respuesta al estrés) y esto ha hecho que se reduzca la testosterona (hormona sexual). “La incertidumbre, el miedo al contagio u otros pensamientos negativos influyen en la falta de deseo”, señala.

La especialista brinda estos consejos que no deben dejar de seguir los padres de familia para que el encierro no afecte su vida sexual:

1.- Negociar y repartir las obligaciones:

Si no hay equilibrio y forman un equipo, uno de los dos miembros del matrimonio acabará agotado y sin deseo sexual. Y, además, molesto por no sentirse apoyado, agrandando más el rechazo hacia la pareja. La idea es distribuir las tareas del hogar, actividades con los hijos y si es posible engreírse mutuamente.

2.- Buscar tiempo de pareja:

Si bien muchas relaciones se ven 24 x 7 en casa, es importante reservar un espacio para la pareja y brindarse tiempo de calidad. Si su pareja le coquetea o le está mandando indirectas con besos o caricias, deje toda alternativa de distracción como lo es un celular o la televisión. “No se puede salir de casa, pero sí fabricar ambientes como si estuviéramos fuera de ellas. Arregle su habitación con pétalos, inciensos, velas y relájense después de un día intenso de trabajo”, indica la sexóloga.

3.- Ser más que padre o madre:

Brindarles tiempo a los hijos no significa dejar de ser mujer, hombre y pareja. No pasa nada si mientras descansan, el matrimonio invierte y reserva unas horas en su . Quizás por el momento no se pueda realizar esta práctica todos los días, pero si se mantiene una buena conversación sexual y dicen lo que sienten puede seguir aumentando el deseo de su pareja.

La experta recuerda que la buena actitud y predisposición de ambos ayudará a que la relación no se vea afectada. Aconseja, a las parejas jóvenes sobre todo a que antes de decidir tener un hijo, se planteen como esta decisión cambiará los encuentros sexuales.