Una agente de policía municipal resultó herida de gravedad este viernes en el oeste de en un ataque con cuchillo cometido por un hombre radicalizado y con problemas psiquiátricos que murió luego tras un tiroteo con la policía.

El hombre, que se había dado a la fuga tras el ataque, cometido en la comisaría de La Chapelle-sur-Erdre, una pequeña ciudad cerca de Nantes (oeste), estaba “radicalizado y sufría una enfermedad psiquiátrica muy grave”, indicaron a la AFP fuentes cercanas a la investigación.

“Los policías neutralizaron al sospechoso”, confirmó en Twitter el ministro del Interior, Gérald Darmanin, que se dirigía al lugar del ataque, el más reciente de una larga lista de hechos similares en los últimos meses contra las fuerzas del orden.

Las autoridades había desplegado a 80 policías y dos helicópteros para dar con el paradero del hombre que atacó hacia las 10H30 (08H30 GMT) a una agente de policía con un cuchillo, antes de huir a pie con la pistola de la víctima.

La agente municipal, que sufrió heridas en sus miembros inferiores, se encontraba en estado grave, según una fuente cercana a la investigación.

Soldados franceses son vistos cerca de vehículos de bomberos después de que una policía municipal fuera atacada con un cuchillo el 28 de mayo de 2021, en La Chapelle-sur-Erdre, cerca de Nantes, en el oeste de Francia. (LOIC VENANCE / AFP).
Soldados franceses son vistos cerca de vehículos de bomberos después de que una policía municipal fuera atacada con un cuchillo el 28 de mayo de 2021, en La Chapelle-sur-Erdre, cerca de Nantes, en el oeste de Francia. (LOIC VENANCE / AFP).

Posteriormente, dos agentes sufrieron también heridas al intercambiar disparos con el agresor.

Los policías franceses han exigido una mayor protección y un castigo más severo para los ataques contra las fuerzas del orden, después de una oleada de atentados en los últimos meses que ha conmocionado al país.

A principios de este mes, el agente Eric Masson fue asesinado a tiros durante un operativo antinarcóticos en la ciudad de Aviñón, en el sur de Francia.

La muerte de Masson se produjo después del asesinato, el 23 de abril, de Stephanie Monfermé, una funcionaria de la policía que murió apuñalada en la ciudad de Rambouillet, a las afueras de París, en un ataque cometido por un tunecido radicalizado.

Y en octubre de 2019, en el recinto de la jefatura de policía de París, un empleado mató con un cuchillo a tres policías y a un funcionario administrativo, antes de ser abatido.

Fuente: AFP