La vacunación generalizada puede ayudar a la inmunidad colectiva contra la COVID-19. Los expertos estiman que esta llegaría cuando un 85% de las personas sea vacunada. (Ilustración: GETTY IMAGES)
La vacunación generalizada puede ayudar a la inmunidad colectiva contra la COVID-19. Los expertos estiman que esta llegaría cuando un 85% de las personas sea vacunada. (Ilustración: GETTY IMAGES)

Se estima que para que una población corte la transmisión de la , al menos el 70% de esta debe estar inmunizada. De acuerdo con el Dr. , director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., quizás una inmunidad de rebaño contra el coronavirus se alcanzaría en un rango en el que el 70% a 85% de las personas son inmunes.

MIRA: Argentina: hallan fósiles de una nueva especie de dinosaurio carnívoro que vivió en la Patagonia

El concepto de inmunidad colectiva o inmunidad de rebaño consiste en que la mayoría de personas de una comunidad tengan anticuerpos contra un patógeno, de forma que la trasmisión no prospere. Una vía para conseguir esta meta es la infección a gran escala; es decir, buena parte de la población ya ha sido contagiada y tras superar la enfermedad posee las defensas necesarias contra ella. El otro medio es la vacunación masiva.

En el supuesto de que un país logre inmunizar a toda su población vulnerable, que en el caso de la COVID-19 es la población adulta, aún queda el problema de los jóvenes. En general, por el momento, las vacunas no están aprobadas para los menores (excepto la vacuna de Pfizer, que en Estados Unidos y la Unión Europea está autorizada para mayores de 16 años).

Ya tenemos un 25% de nuestra población que no es elegible para la vacuna. Quiero decir, ya estamos comenzando con las manos atadas”, dijo el epidemiólogo Ali Mokdad a la cadena CNN.

Los niños más pequeños probablemente tendrán que esperar hasta principios de 2022 para que se les permita vacunarse. Ese es un obstáculo importante para alcanzar la inmunidad colectiva, ya que aún pueden infectarse y transmitir el virus.

Otros factores en contra

Entre los inconveniente están los antivacunas. En Estados Unidos, en el marco de una encuesta del Monitor de Vacunas COVID-19 de la Kaiser Family Foundation, 20% de las personas entrevistadas dijeron que definitivamente no se vacunarían o que solo se vacunarían si su trabajo o escuela lo requirieran, informa la CNN.

Hay ciertos sectores de la población que son especialmente reacios. Aproximadamente el 29% de los republicanos dijeron que definitivamente no recibirían una vacuna, y el 28% de los cristianos evangélicos blancos dijeron que definitivamente no se vacunarían.

Hay un importante movimiento antivacunas que pone en jaque inmunidad colectiva. (EFE/EPA/ANDY RAIN)
Hay un importante movimiento antivacunas que pone en jaque inmunidad colectiva. (EFE/EPA/ANDY RAIN)

Otro factor en contra son las variantes del virus que van apareciendo. Estas también hacen perder la inmunidad colectiva que haya alcanzado un territorio, pues puede ocurrir que los anticuerpos no sean efectivos para las nuevas mutaciones. Además, la inminente reapertura de viajes facilitará que las nuevas cepas se expandan. En ese contexto, la inmunidad colectiva probablemente no sucederá hasta que haya inmunidad global.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR