Una vez que sea demolido el edificio los rescatistas podrán acceder a zonas del garaje donde hasta ahora no se podía por miedo a otro derrumbe.. (Foto: CHANDAN KHANNA / AFP)
Una vez que sea demolido el edificio los rescatistas podrán acceder a zonas del garaje donde hasta ahora no se podía por miedo a otro derrumbe.. (Foto: CHANDAN KHANNA / AFP)

Una explosión controlada derribó este domingo por la noche la sección que había quedado en pie del edificio que colapsó en Florida (Estados Unidos) el 24 de junio dejando 24 muertos y 121 desaparecidos, según imágenes de televisión.

Las autoridades decidieron demoler los restos inestables del inmueble de 12 pisos antes del paso de la tormenta tropical Elsa por Florida, previsto para el martes.

Según la alcaldesa de Miami Dade, Daniella Levine Cava, en cuanto sea seguro, después de la demolición, se reanudará la búsqueda de víctimas del derrumbe, que se suspendió este sábado para preparar el lugar para la demolición.

A día de hoy hay 121 personas del edificio que no han sido localizadas después del derrumbe.

La demolición se ha hecho necesaria para evitar que la estructura aún en pie, que está inestable, sea derribada de manera descontrolada por las lluvias y vientos asociados a la tormenta tropical Elsa, que tras pasar por Cuba se espera que llegue a los Cayos de Florida el lunes y después se dirija a la costa oeste del estado.

Según Daniella Levine Cava, una vez que sea demolido el edificio los rescatistas podrán acceder a zonas del garaje donde hasta ahora no se podía por miedo a otro derrumbe.

En la zona del edificio se ha habilitado un refugio para quienes estar allí durante la demolición.

Los que se queden en casa deberán cerrar ventanas y puertas y tapar todas las posibles entradas de aire y no podrán salir a la calles hasta pasadas unas horas.

Con información de AFP y EFE