Ángel Cruz, un latino de 56 años, busca ahora ser juez de la Corte Civil en El Bronx (Nueva York, ), luego de haber traficado heroína y pasado más de una década en la cárcel por dos condenas de robo a mano armada e intento de asesinato.

Según informa el “” de Estados Unidos, Cruz dijo que cambió su vida para ser un padre de familia y convertirse en abogado. “La biblioteca de la prisión se convirtió en mi iglesia. (...) Solo en Estados Unidos es posible. Pasé de enemigo público a campeón público”.

Cruz no niega su pasado y lo testifica como parte de su campaña para el cargo de juez en Nueva York. El latino admite que no se portó bien durante su crecimiento. Su pasado criminal ha sido evidenciado en un video promocional.

Su vida delincuencial

Este hombre fue arrestado por primera vez por un robo cuando tenía tan solo 12 años. Posteriormente, las justicia lo condenó por intento de asesinato en medio de un asalto en el año 1982. En aquel entonces, ya tenía 17 años.

Tenía un arma. Hubo disparos”, relata Cruz, pero advierte que la persona que disparó fue un cómplice y nadie resultó herido. Tras cumplir su condena, el latino salió en libertad en 1988.

Sin embargo, volvió a la vida delincuencial y fue detenido a los 22 años. Tiempo después, fue sentenciado por robo a mano armada. Esto ocurrió en medio de una disputa por la venta de heroína en Brooklyn. En aquella ocasión, Cruz fue condenado a entre 8 y 16 años tras un juicio con jurado.

Durante su estancia en prisión, Cruz arribó a la biblioteca y se transformó en su propio defensor legal. Con la ayuda de un defensor público, se presentó a él mismo cuando tuvo que recurrir su condena. Tras este episodio, la División de Apelaciones “desechó y devolvió” el caso a un juez en primera instancia.

Es por tal motivo que Cruz agradece al magistrado de Brooklyn César Quiñones (muerto en 2018) por reducir su sentencia a 5 años o al tiempo ya cumplido.

“Le pregunté al juez Quiñones si tenía el valor suficiente para darme una oportunidad. Estás hablando de un delincuente condenado dos veces que ha estado en el sistema de justicia penal desde los 12 años (...) Al final, el juez Quiñones hizo uso de la gracia. El juez pagó mi deuda con el diablo. Después de eso, le pertenecí a Dios. A partir de ese momento, cambié mi vida”, indicó Cruz.

Cambio de vida

Cruz se graduó en el John Jay College y CUNY Law School para luego trabajar como secretario de jueces. Además, hizo trabajos legales para la oficina del mandamás del condado de El Bronx. Actualmente, tiene su propio estudio de abogados.

En medio de este cambio, Cruz tuvo problemas para ejercer la abogacía por su pasado. Sin embargo, tras un arduo proceso, pudo lograrlo. Hace muy poco, representó al exconcejal y exconvicto Hiram Monserrate.

Cruz, que ahora reside ahora en Throggs Neck, perdió su postulación a un escaño en la Asamblea Estatal de Queens, pero ha recibido un respaldo importante por parte del asambleísta José Rivera (expresidente del Partido Demócrata de El Bronx - Nueva York). “Ángel ha cumplido su condena. Él se ha redimido a sí mismo. No tiene nada de qué avergonzarse y mucho de qué estar orgulloso. Estoy orgulloso de su candidatura”.

Ángel será un juez justo. Nadie lo controlará”, agregó Rivera.

El latino dice que si es electo será un juez sin parcialidad. “Sospecho que escucharé casos criminales. La primera obligación es la seguridad pública. El castigo es necesario. Pero debemos medir eso con gracia”, advirtió.

Finalmente, la campaña de Cruz viene finalizando de procesar los trámites para las primarias Demócratas del próximo 22 de junio. Jessica Flores, John Rodríguez, Verena Powell y Yadhira González Taylor son otros de los candidatos a Juez de la Corte Civil en el Segundo Distrito Municipal de El Bronx.