Del saque somos carnecita... Todo se sabe. Así que al final de la Javier Prado, el principal requisito para ser contratado es pasar por un empresario amigo de ‘Iván Cruz’. Las malas lenguas aseguran que hay varios refuerzos en lista para ser fichados, pero no quieren a cualquiera, solo se le da el visto bueno a los que vienen recomendados. Ahí hay ‘cuarteada’. Qué feo...

Ya me contaron que el ‘Pepón’ no es ningún gil. El hombre sabe cómo se mueve el ambiente y por eso nadie lo hace cholito. Cuando firma sus contratos pone una cláusula en la que pide como mínimo sus cien mil verdes, si es que lo sacan antes de la fecha. La firme que de algunos sitios salió bien grueso. Provecho...

El ‘Potón’, que jugó en el primer puerto y La Vicky, no tiene problemas de guita. El zambo está fondeado, pero no se va a retirar porque su sueño es jugar con su hijo o tenerlo de rival. Por ahora, su heredero podría debutar este año en la ‘Academia’ y ya es seleccionado Sub-17 de Colombia. Los que lo han visto jugar dicen que el chico la conoce, sacó la clase de su viejo y también el ‘totó’. Curuju...

Por si acaso, a los entrenadores, les aviso que bloqueen de sus contactos a un técnico que dice tener tres nacionalidades, se llama como el gran ‘Chito’ y su apellido tiene algo que ver con la malta. El ‘malaleche’ llama a sus colegas, les hace la patería y luego les pide el teléfono del presidente de un club. Cuando llama al ‘man’ del equipo, se ofrece para chambear por menos billete y tira barro con ventilador. Fulero. Así no es...

Me voy, soy fuga.