Wayne Rooney, con 32 cheques, corre a toda velocidad como un chibolo para salvar a su equipo de un contragolpe

El Bombardero de Trome llega con todo con las ultimitas de la pelotita dentro y fuera de la cancha

Pisa pelota
Pisa pelota
Pisa pelota

Del saque somos carnecita... Veo las imágenes donde Wayne Rooney, con 32 cheques, corre a toda velocidad como un chibolo para salvar a su equipo de un contragolpe. Encima, quita el balón, se proyecta y saca un centro prefecto para el gol triunfal de su equipo. Pensar que aquí hay algunos que a esa edad ya no tienen ‘llantas’ de tantas amanecidas y juergas en ‘Barranco Bar’. Un futbolista bien preparado tiene físico para regalar hasta los 35 años. Si no fuiste profesional desde los inicios, a los 30 ya estarás quemado. La mala noche te come las piernas. Chibolos, imiten a Claudio que va para los 40 y sigue en una liga top. Así de sencillo...

Estamos a tres semanas de los amistosos con Holanda y Alemania y Ricardo Gareca tiene que ponerse a trabajar cuanto antes. Guarda que ya no estamos para papelones. Seguimos con la resaca de haber ido al Mundial y algunos de nuestros jugadores cada vez tienen menos continuidad. El sábado saldrá la lista de convocados y más allá de un par de sorpresas, el grueso del plantel sería el mismo que estuvo en Rusia 2018. La ‘Culebra’ acaba de empezar la Liga en Arabia y la ‘Sombra’ aún no debuta. El ‘Mudo’ anda lateando en busca de equipo, ‘Cuevita’ apenas juega en Krasnodar, Paolo estuvo más metido en solucionar su fichaje y ‘Orejas’ recién agarra ritmo en Dinamarca. Si algunos eligieron una mejora económica que llegar a una liga competitiva, lo mínimo es que sean figuras todas las semanas. La exigencia es la que te ayuda a ser mejor cada día. Así es...

Insisto que clasificar al Mundial ha tapado lo mamarracho que son los torneos locales. Canchas en mal estado, equipos con deudas y partidos que dan sueño. Hay que trabajar más en menores con gente seria. Lo malo es que el ‘gordito’ anda temblando porque sus amigos con los que se reunía para los ‘almuercitos’ parece que se van a su ‘río’. Asuuu...

El sábado pudo ocurrir una tragedia. Aldo Corzo sufrió un fuerte golpe en la cabeza cuando chocó con Hohberg y convulsionó unos segundos, lo sacaron caminando de la cancha, nadie sugirió una camilla ni reposo para el futbolista. La garra del lateral lo llevó a seguir jugando y pudo empeorarse. ¿Y el médico? Recién el domingo lo llevaron a la clínica y le detectaron un coágulo en la cabeza por el impacto. Felizmente se recupera. Hace unos años, en España, Antonio Puerta sufrió un infarto en pleno campo y lo sacaron caminando. En el vestuario falleció de paro cardíaco. Una vida vale más que un partido. Y no va a ser... Me voy, soy fuga. 

Ir a portada