El Búho, el columnista más leído del Perú.
El Búho, el columnista más leído del Perú.

Este Búho vibró ayer con el dramático triunfo peruano por penales ante Paraguay que nos lleva a semifinales de la Copa América. Mis lectores saben que soy un apasionado del fútbol desde niño y, pese al paso inexorable del tiempo, me emociono como cualquier joven cuando juega la Blanquirroja. Luego me puse a ver el Brasil vs. Chile, que clasificó a los ‘garotos’, con quienes nos volveremos a ver las caras. Pero esa es otra historia y soy de los que creen que los partidos se ganan en la cancha, donde destacan los valientes. Y casi siempre nos han ganado, pero también les hemos hecho ‘partidazos’. Ingreso al túnel del tiempo.

Yo estaba muy niño, pero recuerdo remotamente las requintadas de los ‘grandes’ escuchando radio Ovación del gran Pocho Rospigliosi. Era 9 de abril de 1969 y Perú se enfrentaba en un partido amistoso, en el estadio Maracaná, a Brasil, encuentro previo a las Eliminatorias para el Mundial de México 1970.

La selección salió como una tromba y a los ocho minutos ya le ganaba 2 a 0 al ‘Scratch’ de Pelé, Tostao, Carlos Alberto y Gerson. Sí, el mismo equipo que al año siguiente se coronaría ‘tricampeón mundial’ en México. Luego, Brasil empataría con goles de Pelé y su compadre Tostao, y marcarían el tercero a través de Edú. Perdimos 3-2. Pero lo que más se recuerda de ese encuentro es la criminal falta que Gerson le cometió a Orlando ‘Chito’ de la Torre. Le rompió la pierna. El propio ‘Chito’, comiendo un cebichito en su casa de Palomino, me contó lo que fue esa artera patada, que terminó en una bronca descomunal donde hasta Pelé entró a los golpes:

“Estábamos jugando mejor, me anticipé a Gerson en una pelota y el desgraciado no solo me dejó la pierna, también hizo presión. Sentí un dolor y después nada, me había roto la pierna. El marcador Pedrito Gonzales agarró a combazos al malero Gerson y se armó el broncón. Debimos retirarnos y quedar empatados para la historia, pero Didí con Joao Havelange, dirigente de Brasil, nos convencieron para continuar”. Cuando se reanudó el partido, el ambiente era otro pese a los abrazos hipócritas de ‘pacificación’.

Perú tuvo su revancha en la Copa América de 1975. Allí, en Belo Horizonte, la Blanquirroja, con algunos sobrevivientes de ese partido, como Teófilo Cubillas, derrotó a Brasil en un épico partido. Recuerdo la narración del gran Humberto Martínez Morosini, en la TV en blanco y negro. Cubillas metió un golazo de ‘hoja seca’ y Enrique ‘Loco’ Casaretto anotó otros dos tantos. Ganamos 3-1. Para la historia quedó ese famoso saltito del centrodelantero para celebrar y la imagen de la banca de suplentes, con el recordado técnico Marcos Calderón y el golero José ‘Caíco’ Gonzales Ganoza.

Cuando ya estaba en la universidad disfruté de un gran triunfo peruano sobre los ‘cariocas’, nada menos que en Brasilia, en 1985. El ‘Diamante’ Julio César Uribe anotó el gol triunfal en el estadio Mané Garrincha, en ese amistoso previo a las Eliminatorias para el Mundial de México 1986.

Para satisfacción de los chibolos, en un torneo como la Copa América Centenario 2016, en Estados Unidos, volvimos a derrotar a los brasileños. Los eliminamos en la primera vuelta con un ‘gol palomilla’ de Raúl Ruidíaz, que hizo justicia a un equipo que se paró mejor en la cancha. Con ese antecedente, debemos jugar sin complejos ante el ‘Scratch’.

Y que no me vengan a decir que los brasileños son solo ‘jogo bonito’. Esos centrales Marquinhos y Thiago Silva, sobre todo, además de Casemiro, son unos criminales y le pegan a todo lo que se mueve. Adelante tienen unos ‘hijos de su mamá’ como Neymar, Richarlison y Lucas Paquetá que te pintan la cara en cualquier momento.

Pero la historia enseña que no siempre los favoritos ganan. Perú tiene que hacer su juego, resistir bien atrás y golpearlos de contra. Jugaremos contra todo: la ‘Canarinha’, el árbitro, el VAR y porque ya todo está armado para que ganen otra Copa América. Pese a todo, confío en mi selección. Es la hora de sacar a relucir el coraje de nuestra milenaria raza inca.

Apago el televisor.



PicoTV