No dejes de leer a nuestro columnista El Búho.
No dejes de leer a nuestro columnista El Búho.

Este Búho recibió la proclamación de como presidente en la hermosa y tradicional ciudad de . En este departamento, el profesor de Chota obtuvo más del 82% de votos en la segunda vuelta.

TE VA A INTERESAR | Fiestas Patrias: ¿Cuáles son las restricciones el 28 y 29 de julio por la pandemia del COVID-19?

Por eso no me pareció extraño que a las 8 de la noche, al acecho de una lluvia torrencial, reventaran fuegos artificiales y, más tarde, unos cuantos citadinos se reunieran para unos ‘calientitos’ en los points frente a la Plaza de Armas.

Conversando con los amables ayacuchanos, muchos coinciden que el gran reto del gobierno entrante será reactivar la economía. Esta ciudad vive de la agricultura y la ganadería, pero también del turismo, la que se vio totalmente afectada por las restricciones.

Y uno se puede dar cuenta de inmediato, cuando busca hoteles y la gran mayoría están cerrados. Son negocios que no pudieron sobrevivir a las interminables cuarentenas y que hoy miran con esperanzas las ‘promesas’ del profesor cajamarquino.

Es la primera vez que visito Ayacucho, debo admitirlo. Más bien, sé de esta región por los relatos de mi padre, quien fue enviado como soldado raso cuando el terrorismo hizo aquí su centro de operaciones y derramó tanta sangre que aún hoy, cuando evoca esos años, se le humedecen los ojos.

Historias detrás de las bandas presidenciales
La bordaduría Dante Grados forma parte de la historia de la confección de las bandas presidenciales en el Perú. A pocos días de la toma de mando, Dante Grados nos cuenta algunas anécdotas con los últimos presidentes en nuestro país.

Muy contrario a lo que sucede en Lima, en donde la población está totalmente polarizada y se reportan enfrentamientos, en el centro se respira cierto optimismo. A la mañana siguiente de la proclamación, con un solcito abrigador, un humilde comerciante de emoliente me aseguró: “Señor periodista, nos prometieron trabajo, mismas oportunidades que los demás y ojalá que así suceda porque ya estamos cansados de que nos dejen de lado”.

Aunque la proclamación de Pedro Castillo esté ensombrecida por las acusaciones de fraude y la mitad de la población considera que entró al ‘caballazo’, la otra mitad confía en él, le tiene fe y lo ve como un ‘hermano’ que los ‘reivindicará’.

VLADIMIR CERRÓN, EL PADRE PUTATIVO DE PEDRO CASTILLO

Pero lo cierto es que, a vista de los últimos acontecimientos, Castillo sigue ‘gobernado’ por su ‘padre putativo’, el inefable , diestro y talentoso para silenciar a la prensa que lo cuestiona, que no permite opiniones contrarias a las suyas, que ‘premia’ a quienes le besan las botas.

Veamos nomás lo que sucedió en Junín cuando el ‘Doctor anemia’ fue gobernador regional: diversos periodistas opositores sufrieron atentados contra sus vidas. Ellos -con quienes pude conversar directamente- prefieren mantenerse en el anonimato o lejos de las luces porque creen que las garras de Vladimir Cerrón siguen incrustadas en ese departamento.

TE VA A INTERESAR | Historias nunca contadas: El ‘Doc’ y Cerrón, los poderes en la sombra

Este columnista tiene décadas en el periodismo y me atrevo a decir que durante el siguiente quinquenio el oficio tendrá su mayor desafío en la historia: sobrevivir y sobreponerse al amedrentamiento, a la censura, a la mordaza. Es inaceptable que en un país, hasta ahora democrático, la fiscalía se permita abrir investigación a colegas por sus opiniones.

La libertad y la tolerancia es lo que nos diferencia de los países tiranos y gobernados por dictadorzuelos, como sucede en Venezuela y Cuba, en donde se persiguen y encarcelan periodistas, se cierran canales y diarios o se restringe el acceso a las redes sociales.

¿PERSISTIRÁ EL IDEARIO COMUNISTA?

En Ayacucho, en donde me encuentro con el gran reportero José ‘Pepo’ Rojas, las aguas están calmadas. “Nuestra temporada alta era en Semana Santa. Venían de todo el mundo y hasta un mes antes ya teníamos todas las habitaciones reservadas. Esperemos que esos tiempos vuelvan”, me dice un hotelero.

En Cusco, en donde estuve hace una semana, también ven con esperanza el futuro. La y la apertura de vuelos extranjeros hacen que el turismo se reactive a paso lento. En los restaurantes en donde antes uno tenía que reservar con anticipación, hoy tienen mesas vacías. La Plaza de Armas, en donde uno podía ver turistas de todos los países del mundo, hoy su gran mayoría son turistas nacionales, y escasos.

Su bulevar de discotecas, en el que se concentraba la muchachada de lunes a domingo, hoy son calles a donde llegan unos que otros curiosos. Es un reinicio agobiante para los cusqueños, pero saben que con el tiempo su ciudad volverá a ser lo que fue: la meca del turismo sudamericano.

Dependerá mucho del apoyo y las políticas que implemente el gobierno entrante, del que aún no sabemos con quiénes contará en su plancha ministerial y si persiste inútilmente con su ‘ideario comunista’. Apago el televisor.

TE VA A INTERESAR: