Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

‘Cigarrito’ en ‘Punta Rocas’

La seño María y el fotógrafo Gary nos traen otra entrañable anécdota del veterano periodista 'Cigarrito. Esta vez con motivo de las medallas que nos dejó el deporte de la tabla.

Seño María

Los nuevos

Los nuevos ídolos del surf son Lucca Mesinas, Daniella Rosas y el gran ‘Piccolo’ Clemente'.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sabroso lomito saltado con arroz blanco, cebollita crocante y rocotito molido. Para calmar la sed se pidió su jarra de emoliente. “María, llegó a buscarme el veterano periodista de Política, ‘Cigarrito’: ‘Gary, estuve el domingo pasado en ‘Punta Rocas’. Esta zona me trae grandes recuerdos. En la década de los setentas, iba a veranear a San Bartolo a la casa de mi primo Jimmy. Allí se reunían los surfistas y corrían olas en ‘Punta Rocas’, que estaba al lado de ‘Caballeros’ y ‘Señoritas’.

Allí corría tabla el papá de Sofía Mulánovich, nuestra primera campeona mundial de tabla. También bajaba una leyenda, Felipe Pomar, nuestro primer campeón mundial de ese deporte, que ya estaba tío, pero daba clases a los jóvenes que lo miraban hipnotizados.

A mediados de los setentas también llegaba la atleta Edith Noeding, su novio y hermanos, y se bajaban en el kilometro 40. Dejaban sus carros en la Panamericana Sur antigua e iban caminando en dirección al mar, pero desde la carretera no se veía nada. Regresaban después de horas, quemaditos.

“Abajo está la mejor playa del sur. No tiene nombre, pero como no se escucha ningún ruido la hemos bautizado como ‘El Silencio’”, nos dijo el hermano de la campeona Panamericana de 110 metros con vallas en México 1975. Al día siguiente, con Jimmy, seguimos la ruta de los Noeding y llegamos a una playa maravillosa. Solo había un pescador, Román, con su bote. Nos hicimos amigos y nos preparaba cebiche con las corvinas y chitas fresquitas que pescaba.

Con los años, esa playa se convirtió en la mejor de Lima. Pasaron los años y esa generación de tablistas tuvo hijos: Sofía y Matías Mulánovich, Gabriel Villarán y el hijo de Magoo de la Rosa, entre otros vecinos ilustres de Punta Hermosa. Después de años regresé al balneario. Ya no están compitiendo Sofía ni Matías, tampoco Gabriel Villarán, Javier Swayne o Manuel Roncalla. Ahora los nuevos ídolos del surf son Lucca Mesinas, una chiquilla de 17 años, Daniella Rosas, o el carismático ‘Piccolo’ Clemente, flamantes campeones Panamericanos.

Ahora la tabla ya no es un deporte para chicos de sectores acomodados, pues hay valores que provienen de Chorrillos, Villa El Salvador y Lurín. Hay un proyecto para que en los colegios cercanos al mar, en las clases de educación física, se lleve a los alumnos que saben nadar para que aprendan los secretos de las olas. Muchos de estos jóvenes surfistas ya no lo toman como un pasatiempo, sino como un deporte que asumen con profesionalismo”. Pucha, ese señor ‘Cigarrito’ fue un gran periodista, lástima que no guardó pan para mayo. Me voy, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));