La seño María y el fotógrafo Gary recomiendan aplicarse las tres dosis de la vacuna. Foto: EFE
La seño María y el fotógrafo Gary recomiendan aplicarse las tres dosis de la vacuna. Foto: EFE

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un lomo jugosito con arroz blanco graneado y para tomar una chicha morada bien fresca. “María, los expertos y hasta el mismo ministro de Salud, Hernando Cevallos, advierten que es prácticamente un hecho el inicio de la tercera ola del coronavirus en el país. Hasta el momento, la variante dominante es la delta, pero la temida ómicron se multiplica rápidamente y no hay duda de que en poco tiempo será la principal, tal como ocurre en otras partes del mundo.

MIRA: Abraham Berríos Rodríguez, el terrible sicario ‘Chucky’

Se señala que la variante de origen sudafricano es el virus más contagioso conocido hasta la fecha, por lo que se debe tener más cuidado que nunca para evitar infectarse. La buena noticia es que, al parecer, no es tan mortal como las anteriores. Eso no quiere decir que no mate. Claro que puede acabar con la vida de las personas, pero quienes corren más riesgo son los que no se han vacunado y los adultos mayores. Por eso es fundamental tomar todas las precauciones para no contagiarse. Tal vez un joven infectado no haga un cuadro grave, incluso ni siquiera podría mostrar algún síntoma, pero sí puede contagiar a su madre, a la abuela, a una persona enferma, que tal vez no tengan la misma suerte. Los especialistas recomiendan usar por estos días, cuando hay un aumento grande de casos, las mascarillas KN95, pues las quirúrgicas acompañadas de una simple de tela no darían las garantías necesarias.

LA VACUNA PARA BATALLAR CONTRA LA OMICRON

Asimismo, es primordial vacunarse porque así se reducen grandemente las posibilidades de terminar en una cama de Cuidados Intensivos y hasta de morir. Hay que aplicarse las dos dosis y luego la tercera, pues los últimos estudios señalan que para tener una protección adecuada ante la ómicron son necesarias las tres aplicaciones. No bastan solo una o dos. Es que dicha variante es demasiado contagiosa. Hay que tener en cuenta que las vacunas disminuyen el peligro, pero no lo eliminan completamente. Por eso los vacunados deben seguir observando todas las medidas de bioseguridad. Especialmente ahora que estamos en verano y la gente se va a la playa, así como los chicos aprovechan las vacaciones útiles para divertirse en talleres junto a otras personas. Otro punto importante es tener ventilados los ambientes. El virus puede flotar, en las pequeñas partículas de saliva, en un lugar cerrado varios minutos, y si una persona está en ese lugar, es casi seguro que se contagiará. Pero si el lugar permanece abierto para que pase el aire, este barrerá dichas gotículas, limpiándolo todo. En nuestras manos está no contagiarnos”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR