Los malos modales

La Seño María asegura que los malos hábitos, que afectan la vida, pueden ser peligrosos para la salud y una perjudicial carta de presentación.

Malos modales

Los malos modales son la peor carta de presentación de las personas.

Los malos modales son la peor carta de presentación de las personas.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo Gary llegó al restaurante por su seco de cabrito a la norteña con frejoles y su jarrita de chicha de jora.

“María, no solo los niños y jóvenes, sino también los adultos, debemos saber comportarnos correctamente en la casa, el trabajo, la universidad, el instituto, el cine, el estadio, el teatro o cualquier otro lugar donde nos encontremos. Los buenos modales son expresiones de buen comportamiento que demuestran preocupación y respeto por los demás.

Asimismo, son parte de nuestra riqueza cultural y símbolo de distinción y categoría. Incluso se tienen en cuenta en una entrevista laboral, donde son considerados como una de las llamadas ‘habilidades blandas’.

Los tiempos cambian, ya no es necesario seguir al pie de la letra el recordado ‘Manual de Carreño’ o las pautas de etiqueta del libro ‘El dedo meñique’, de Frieda Holler, sino optar por un comportamiento decoroso, que responda a las reglas de los actuales tiempos. Una manera eficaz de tener buenos modales es conocer y evitar los malos hábitos, que afectan la vida, pueden ser peligrosos para la salud y una perjudicial carta de presentación.

Aquí te dejo una lista de los principales malos modales para tenerlos en cuenta.

  • Escupir en cualquier lado o pegar el chicle debajo de la mesa. Además de feo, es antihigiénico.
  • Comer con la boca abierta y hacer ruido al masticar.
  • Estornudar y toser sin taparse la boca ni voltear la cara. Hay que cubrirse con el puño cerrado o el codo.
  • Eructar en la mesa es descortés.
  • Introducirse el dedo en la nariz. Es muy frecuente en los niños, pero también hay adultos que lo hacen.
  • Hablar con la boca llena resulta ser de muy mal gusto, incluso si estamos con personas de confianza.

  • Interrumpir una conversación.
  • Limpiarse los dientes con los dedos. Es una costumbre muy desagradable. También limpiárselos con mondadientes delante de otras personas.
  • Fumar en lugares prohibidos o echar el humo sobre la cara de otra persona.
  • Masticar el chicle con la boca abierta. Es indecoroso y puede llenar el vientre de gases.
  • No lavarse las manos después de ir al baño. Es una mala costumbre que puede transmitir enfermedades.
  • No pedir permiso si se va a salir en medio de una reunión. Hacerlo es un acto de cortesía y elegancia.

  • Tirar la basura en cualquier parte. Incluso en lugares solitarios o alejados.
  • Emplear las manos en vez de cubiertos.
  • Sonarse la nariz delante de cualquier persona y peor si se está comiendo.
  • Chuparse los dedos cuando se está comiendo.
  • Hablar con el celular a alto volumen.
  • Chatear, revisar las redes o navegar en Internet mientras se está en la mesa o una reunión”. 
Ir a portada