La Navidad en familia

La Seño María y el fotógrafo Gary conversaron sobre el verdadero sentido de la Navidad y lo importante que es pasarla con la familia.

La Seño María

No perdamos el sentido de la Navidad.

No perdamos el sentido de la Navidad.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un pollito al horno con arrocito graneado, ensalada rusa y un refresco de cocona fresquecito. “María, hoy se celebra la Nochebuena en todo el mundo por el nacimiento de Jesús. Muchas veces la compra de regalos, los arreglos de la casa y otras actividades nos zambullen en un frenesí, dejándonos poco tiempo para pensar acerca del verdadero sentido de esta festividad. Ante todo, deben reinar la paz, el amor y la armonía, así que nada mejor que pasarla en familia, con las personas que amamos y que nos aman.

La Navidad no es para irte de juerga con los amigotes, mientras en casa tal vez tienes hijos, una esposa y una madre que te están esperando. Como cantaba Luisito Aguilé: ‘No vayas solo por esas calles, queriéndote aturdir/ ven con nosotros y a nuestro lado intenta sonreír/ Por eso y muchas cosas más/ ven a mi casa esta Navidad/ Por eso y muchas cosas más/ ven a mi casa esta Navidaaaad.../’. Algunos consejos para disfrutar este día tan especial en compañía de los tuyos:

- Arma el nacimiento en familia. Si aún no lo hiciste, no pierdas más tiempo y hazlo, especialmente con los niños de la casa. Para ellos será un gran momento. Si ya está armado, siempre pueden hacerle mejoras. La cuestión es hacerlo juntos.

- Adorar al Niño Jesús. Todos, especialmente los niños, esperan la medianoche para abrir los regalos. Pero podemos hacer que el centro de ese momento sea el nacimiento de Jesús. Pueden cantar villancicos, orar. Nada complicado para los niños. Luego llegan los regalos.

- Invitar a alguien que esté solo. Es un gesto de amor al prójimo, lo que es seguir las enseñanzas de Jesús. Tus hijos verán ese detalle y aprenderán a compartir.

- Dedicarle tiempo a las personas mayores. Escucharlos oír sus historias. Que cuenten cómo vivían la Navidad de pequeños. Será un excelente gesto y aprenderán bastante.

- Preparar la cena. Todos, chicos y grandes, pueden hacer algo, en armonía y con cariño. Desde ir a hacer las compras hasta adornar la mesa.

- Rezar antes de cenar.
Cada uno de los miembros de la familia puede decir una corta oración personal y expresar sus buenos deseos.

- Hacer un regalo. Para alguna persona que económicamente no esté bien. Puede ir acompañado de una nota cariñosa escrita por los niños. Y que ellos mismos entreguen el obsequio. Será otra forma de hacer feliz a los demás y enseñar solidaridad a nuestros hijos.

-Ver juntos una película navideña. Hay varias y será un momento agradable que todos podrán atesorar en su corazón.

- Asistir a misa. Se pueden organizar para ir a la iglesia y así tener bien presente el verdadero sentido de la Navidad. Unirá más a la familia”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada