Hacer ejercicio es clave para mantener la calma. (Foto: iStock)
Hacer ejercicio es clave para mantener la calma. (Foto: iStock)

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un pollito a la plancha con puré de papita amarilla, arroz blanco bien graneadito y ensalada de verduras cocidas. Para calmar la sed se tomó una jarra con agüita de hierba luisa al tiempo.

“María, en estos días cercanos a fin de año siempre trato de comer alimentos más sanos, sin mucha fritura, para llegar bien a Nochebuena y Año Nuevo. La gente, pese a la pandemia, está acelerada en las calles, sino mira cómo está Mesa Redonda, llena de gente. Muchos se estresan, responden de mal humor y hasta choferes se pelean en la calles. ¡Hay que calmarse por el bien de nuestra salud! Aquí algunos consejos para gozar de la bendita calma en estas épocas: 

  • Duerme más de ocho horas al día. Esfuérzate por tener un buen descanso cada noche, así podrás levantarte con mejor ánimo y cumplir con tus responsabilidades más temprano.
  • Aliméntate de forma sana. Come alimentos frescos, evita los productos procesados, siempre bebe líquidos. Las verduras y frutas no deben faltar en tu dieta diaria. 
  • Haz ejercicios. Al menos media hora. La clave es moverse, así que puedes simplemente caminar, correr, saltar, montar bicicleta, nadar. 
  • Sonríe todas las mañanas frente al espejo, aunque sientas que no tienes motivos. De esa forma tu ánimo mejorará y podrás afrontar el día con más fuerza. 
  • Piensa siempre en forma positiva. Aleja ideas y sentimientos negativos. No seas rencoroso ni envidies. Perdona a los que te ofenden, pues al hacerlo te haces un bien a ti mismo, ya que te liberas de malas sensaciones. Tu alma estará en paz. 
  • No te distraigas en la calle. Evita caminar mirando el celular o con los audífonos puestos. 
  • Si conduces un vehículo, maneja con responsabilidad. No corras, no realices maniobras imprudentes, mantente atento a lo que pasa a tu alrededor. Cede el paso a los peatones, evita tocar el claxon y cálmate si el tráfico está pesado. Renegando no arreglarás nada. No pelees con otros conductores, no vale la pena.
  • Trata de pasar más tiempo con tu familia. Y los pocos momentos que puedas estar con ellos preocúpate por ser cariñoso, atento y respetuoso. Con tus hijos y con tu pareja. Haz que esos minutos que están juntos valgan la pena.
  • Si hubo peleas o rencillas, es un buen momento para perdonar, darse un abrazo sincero y pensar en todas las cosas que los unen.
  • Traten bien a los suyos: Respeten a los padres, abuelos, mujeres y niños. Una sonrisa siempre será una puerta abierta y cálida”. Cuánta razón tiene mi amigo Gary. La Navidad es una fecha para pasarla en familia, que es lo más importante, y en estos tiempos hay que protegerse del virus. Me voy, cuídense. 



TE PUEDE INTERESAR: