Policía ha logrado desarticular bandas criminales durante la pandemia. | TROME
Policía ha logrado desarticular bandas criminales durante la pandemia. | TROME

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su tallarín saltado con carne de lomo adobada con sillao y su jarra de chicha morada.

“María, llegué a la Redacción y me encontré con el legendario periodista de policiales, ‘El Sonámbulo’. Estaba con su gabán gris y su cigarro en la boca, mismo Humprey Bogart haciendo del detective Philip Marlowe en las novelas de Raymond Chandler. Gary -me dijo- revisando sus estadísticas en la computadora. Como se tenía previsto, con la fase cuatro de la reactivación económica, en la que se han abierto restaurantes, centros comerciales y casinos, también se ha reactivado la delincuencia. La inseguridad ciudadana es el principal problema del país después de la pandemia del coronavirus. Justamente mi amigo, el general, me invitó a almorzar en su ‘búnker’ cerca a la avenida España. ‘Sonámbulo, nuestros servicios de inteligencia han detectado planes siniestros de los delincuentes por fiestas navideñas. Los ‘marcas’ saldrán en mancha esta semana en que miles de trabajadores van a cobrar sus gratificaciones.

Los ‘raqueteros’ se han vuelto un dolor de cabeza y atacan en autos, motos lineales y mototaxis a robar celulares sin importarles golpear y arrastrar a jovencitas, madres de familia y ancianos. Caminar hablando por celular puede resultar mortal. Los delincuentes no escatiman nada y ahora están reclutando a menores de edad, como la pandilla de adolescentes de ambos sexos, de entre trece y diecisiete años, que ingresó a robar de madrugada en un Tambo de San Martín de Porres. Víveres y licores fueron su principal botín. Lo increíble es que solo estuvieron unas horas en la dependencia policial y de allí los devolvieron con sus padres o apoderados, y seguramente volverán a delinquir. En el ‘búnker’ se está diseñando una estrategia de inteligencia para defender a la colectividad de esta ola delictiva. Con el grupo ‘Terna’ del Escuadrón Verde ensayan nuevas estrategias de camuflaje. En Villa El Salvador efectivos se hicieron pasar como ‘Papá Noeles’ y ‘duendes’, y le asestaron duros golpes a vendedores de drogas. La lucha contra la delincuencia va a ser frontal.

En el Callao también se alistan golpes a los sicarios, pandilleros, extorsionadores y narcotraficantes que dirigen la red delictiva desde sus celdas en Sarita Colonia. ‘A ellos vamos a trasladarlos a los penales de Challapalca y Cerro de Pasco’, me dijo muy serio mi amigo”.

Pucha, ojalá que los planes de la Policía Nacional para combatir la delincuencia rindan sus frutos. El gobierno y el ministro del Interior deben darle todo el apoyo y no estar poniéndoles zancadillas.

Me voy, cuídense.


TE PUEDE INTERESAR: