Vive bien y en paz

La Seño María y el fotógrafo Gary nos brindan excelentes consejos para vivir bien

Seño María

dddd

Desconéctate de vez en cuando.

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por una sopita wantan con huevito de codorniz y de segundo un tallarin saltado con trozos grandes de pollo. Para la sed se pidió una jarra de chicha morada al tiempo. “María, la vida es tan hermosa que no podemos perder el tiempo lamentándonos por las cosas que nos faltan. Más bien, debemos dar gracias por lo que poseemos, así nos parezca muy poco, y trabajar duro para progresar. Pero hay que tener mucho cuidado con cada paso que damos, pues es muy fácil caer en desgracia. Cuánta gente que tenía dinero, buena posición, una familia y muchas cosas más lo perdieron todo por una mala decisión. Por eso, para vivir bien, los expertos aconsejan:

Ponte metas. Es importante plantearnos objetivos por los que valga la pena vivir. Solo así sabremos adónde vamos y cómo avanzamos en esa dirección.

Crea planes para lograr el éxito. Para cualquier proyecto importante, personal o profesional, hay que tener un plan de acción. Si lo escribes será mejor y léelo todos los días al levantarte

Actúa de forma honesta. Con la verdad, justicia y sin hipocresías. Es vital para la buena marcha de tu familia y para tus relaciones con amigos y en el trabajo. Compórtate de forma apropiada, sin contradicciones con tus valores. Respeta a tus hijos, a tu pareja y a todos los que te rodean. El honesto no roba, no es abusivo.

Invierte en la seguridad de tu casa y tu familia.
Cuídate de la delincuencia, no asumas riesgos indebidos.

Piensa en forma positiva. Enfócate en lo que puedes hacer y no en lo que no puedes hacer. Siempre hay obstáculos, simples y complicados, y ante todos debemos poner buena cara y enfrentarlos con optimismo.

Cuida tu salud. Es indispensable para que puedas luchar por tus metas. Elimina de tu dieta la comida chatarra, la procesada y el azúcar, e ingiere alimentos naturales y frescos. Bebe agua, practica ejercicios siempre, duerme más de ocho horas y hazte chequeos médicos. No bebas alcohol o reduce su consumo.

Tómate un tiempo para meditar. Escapa unos minutos de tu vida agitada y refúgiate en un lugar tranquilo para relajarte. Piensa en frases positivas como ‘agradezco a la vida por las cosas maravillosas. No tengo quejas’. Imagínate en un lugar rodeado de naturaleza.

Desconéctate de vez en cuando. Apaga tus aparatos tecnológicos, especialmente la televisión y el celular. Además de no recibir las ondas electromagnéticas que pueden ser perjudiciales, tendrás un momento de paz.

Crea un hogar sano. Mantener la casa ordenada y limpia contribuye a nuestra salud y bienestar. Haz arreglos en tu vivienda si algo se malogró, cuida tus plantas”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada