Dependiendo del grado de suciedad, debes lavar tus cortinas blancas varias veces al año. (Foto: Max Vakhtbovych / Pexels)
Dependiendo del grado de suciedad, debes lavar tus cortinas blancas varias veces al año. (Foto: Max Vakhtbovych / Pexels)

Son pieza clave en el hogar para impedir el paso de la luz natural y proteger el interior de la vivienda de las miradas de los transeúntes o vecinos, pero no siempre se les da los cuidados necesarios. Limpiar las cortinas es una tarea que no se debe olvidar y si quieres lavarlas en casa, aquí te dejamos algunos para que queden como nuevas y en tu propia lavadora. Realiza estos pasos para que queden como nuevas.

MÁS INFORMACIÓN | Cómo limpiar una plancha quemada con remedios caseros

Cómo lavarlas sin dañarlas

  • Lo primero es retirar todas las partes metálicas o aros. Si no se pueden sacar, desde ‘Ok Diario’ meter esa parte en una funda de almohada y amarrar con una cuerda para que no se salgan.
  • Meterlas a la lavadora y usar detergente ideal para prendas delicadas.
  • Usar el programa para prendas delicadas con agua fría y centrifugado suave para que no se arruguen.
  • Colgarlas en su ubicación habitual para que se sequen al aire.
  • Si tienen muchas arrugas, se puede pasar la plancha.
  • Recuerda prestas mucha atención a la etiqueta de lavado de tus cortinas para evitar accidentes molestos.

Trucos para quitar manchas

Para retirar manchas de moho en cortinas blancas pon en práctica este truco casero: llena un balde con agua fría y añade un poco de lejía. Déjalas en remojo un par de horas, aclara bien y lávalas. Este consejo no es recomendable para cortinas de hilos o con tejidos delicados.

Bicarbonato de sodio

Otra opción es la que desde ‘El Español’. Consiste en una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio. Extiende la mezcla sobre la mancha y déjala actuar durante 10 minutos, frótala y lava la prenda como siempre.

Para la lavadora también se puede añadir un paquete de bicarbonato de sodio al detergente. Debes reducir la cantidad de detergente en polvo en 1/3.

Vinagre y limón

Remoja tus cortinas blancas en agua durante la noche y agrega un poco de vinagre y ácido cítrico. A continuación, lávalas en la lavadora.