Trucos caseros para quitar manchas de mostaza de la ropa. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para quitar manchas de mostaza de la ropa. (Foto: Pexels)

¿No sabes cómo sacar esa molestosa mancha? ¿Te cuesta? Alguna vez nos ha pasado que durante un almuerzo con los amigos terminamos derramando por accidente un poco de mostaza en esa camisa que tanto nos gusta. O peor aún, acabamos estropeando el sofá con un chorro de esta deliciosa crema. ¿Y esto tiene solución? Pues, claro que sí la tiene. Aquí te contamos unos para eliminar las manchas de mostaza.

MÁS INFORMACIÓN | Cómo quitar manchas de vino de la ropa o del sofá: remedios caseros

Las manchas de mostaza son particularmente difíciles de quitar, especialmente en las prendas de vestir de algodón. Aunque son bastante molestosas, es posible limpiar la mancha y hacer que la ropa luzca como nueva. A continuación te ofrecemos algunos remedios caseros de para eliminar fácilmente las manchas de mostaza de la ropa.

Trucos caseros para quitar manchas de mostaza de la ropa. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para quitar manchas de mostaza de la ropa. (Foto: Pexels)

Cómo sacar las manchas de mostaza de la ropa

  1. Seca las manchas frescas de mostaza. Presiona inmediatamente una toalla limpia y seca sobre la mancha, dale la vuelta o desplázala a otra área cuando haya absorbido parte de la mancha. Utiliza un material absorbente como una toalla de felpa o un papel toalla de cocina.
  2. Raspa la mostaza seca. Usa un cuchillo de mantequilla para quitar el exceso de mostaza. Solo raspe las manchas secas (no las húmedas) para evitar que la mostaza se esparza. Luego, agita tu ropa para eliminar las salpicaduras de mostaza seca, que pueden manchar más.
  3. Enjuaga con agua de grifo. Deja correr agua del grifo sobre la mancha para eliminar la mayor cantidad posible. Trata de enjuagar desde el lado opuesto de la mancha. Esto hará que el exceso de la mostaza se desprenda de la ropa en vez de que penetre más en la tela.
  4. Aplica un detergente o un quitamanchas. Usa un quitamanchas, pero que no contenga amoniaco. El detergente líquido para ropa es una buena opción, al igual que lo es frotar la mancha con jabón en barra. Ten cuidado al momento de frotar para evitar esparcir la mancha.
  5. Añade lejía a tu lavadora o batea. Si la ropa es blanca, usa cloro. Si la ropa es de cualquier otro color, usa lejía apta para ropa de color con el fin de evitar que tu prenda se destiña o se llene de manchas blancas.
  6. Lava el algodón blanco en agua caliente y la ropa delicada en agua tibia o fría. Consulta la etiqueta de la ropa para saber cuál es la temperatura más alta que puede soportar la ropa durante el lavado. Si no estás seguro, lava los artículos delicados con agua fría.
  7. Compruebe si hay manchas antes de continuar. No coloque la ropa en la secadora o tendedero hasta que esté seguro de que la mancha ha desaparecido. Secar la ropa con la mancha aún en su lugar empeorará la situación.