Aunque la nueva cepa del COVID-19, conocida como india o delta, ha sido calificada como preocupante por la OMS, todavía faltan más datos que corroboren su mayor transmisibilidad y peligrosidad. (Foto: Andina)
Aunque la nueva cepa del COVID-19, conocida como india o delta, ha sido calificada como preocupante por la OMS, todavía faltan más datos que corroboren su mayor transmisibilidad y peligrosidad. (Foto: Andina)

Apenas unos días después de que se sincerara la cifra de muertos a causa del , y después que se descartara que la C.37 califique como variante andina o peruana, la confirmación del primer caso de la variante india, o delta, en nuestro país ha empezado a causar preocupación.

MÁS INFORMACIÓN: Embarazadas mayores de 18 años con al menos 28 semanas de gestación serán vacunadas desde este sábado 12

Es que además de albergar al primer caso detectado, solo en Arequipa, los contagios –según las propias autoridades de salud– están volviendo a aumentar, mientras que en el resto del país sucede lo contrario, lo que podría convertirse en una clarinada de alerta.

¿QUÉ ES LA VARIANTE INDIA?

Clasificada junto con sus sublinajes como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud () el último 10 de mayo, la B.1.617, detectada por primera vez en la India se ha expandido a nivel mundial.

De esta manera, se ha convertido en la nueva cepa en recibir el calificativo de “preocupante”, después de la P.1 (Japón/Brasil), de la B.1.351 (Sudáfrica), de la B.1.1.7 (Reino Unido) y de la B.1.427/ B.1.429 (California, EE.UU.).

La clasificación otorgada por la OMS significa que así como puede ser más transmisible o contagiosa, la nueva variante o la nueva cepa también puede provocar que la enfermedad sea más grave. ¿Por qué? Adicionalmente, no puede responder al tratamiento aplicado, puede rehuir a la respuesta inmunitaria y también es probable que esta nueva transformación del virus SARS-CoV-2 no pueda ser diagnosticada por las pruebas estándar.

MÁS INFORMACIÓN: Adultos jóvenes serían los más afectados por posible tercera ola de Covid-19, según el INS

PELIGROSIDAD Y CONTAGIO

Y aunque en Arequipa, el propio titular del Ministerio de Salud (Minsa), Óscar Ugarte, ha confirmado que se ya aplicó el cerco epidemiológico para evitar que la nueva cepa se expanda, lo que se sabe por la OMS, es que la B.1617 habría mostrado signos de ser potencialmente más transmisible que algunas de las otras cepas del virus.

Pero, la autoridad directiva y coordinadora de la acción sanitaria en el sistema de las Naciones Unidas, también ha sido clara en señalar que se requiere más investigación para dar por sentada dicha afirmación porque la expansión del contagio también puede deberse a otros factores, como las reuniones masivas, en el caso de la India.

Bajo esa misma observación, también se ha señalado que no hay pruebas suficientes para afirmar que esta nueva cepa sea más mortal.

Algunos estudios preliminares de Pfizer y Moderna han determinado estas vacunas si responden ante la nueva cepa del coronavirus. (Foto: Andina)
Algunos estudios preliminares de Pfizer y Moderna han determinado estas vacunas si responden ante la nueva cepa del coronavirus. (Foto: Andina)

RESPUESTA INMUNITARIA

Tomando en cuenta que la clasificación de “preocupante” otorgada por la OMS a algunas de las cepas detectadas también depende de la respuesta inmunitaria, en el caso de la variante india, los primeros hallazgos de una investigación realizada por Pfizer y Moderna habrían demostrado que estas vacunas si ejercerían protección sobre esta nueva variante.

Pero, a pesar de que los anticuerpos de las personas vacunadas parecían funcionar frente a esta nueva versión del coronavirus, ambos laboratorios han reconocido que se necesita más investigación para determinar la efectividad de las vacunas contra la nueva variante.

Por lo pronto, en nuestro país –a pesar de que la variante india ha sido detectada en más de 40 países– además del cerco epidemiológico se potenciará los cuidados para evitar que los contagios se multipliquen. Para ello, se enviará a Arequipa 122 brigadas de vacunación para intensificar la inmunización contra el COVID-19.