Foto referencial de hombre conduciendo un auto. (Foto: Pixabay)
Foto referencial de hombre conduciendo un auto. (Foto: Pixabay)

Un hombre de Michigan, , con la licencia de conducir suspendida se unió a una audiencia virtual mientras manejaba un auto. El registro del hecho ha sido publicado en distintas redes sociales, volviéndose viral y generando toda clase de reacciones.

En el video, cuya duración es de 37 segundos, se puede ver que Kevon Burns, de 28 años, se une a la sesión realizada vía Zoom mientras intenta aparcar el vehículo. En ese momento, la jueza Erane C. Washington del Tribunal de Distrito 14-B en Ypsilanti, Michigan, reprende al joven que mantenía la mirada al frente mientras conversaba con los presentes.

“¿Estás conduciendo ahora mismo?”, le preguntó la autoridad a Burns al comienzo de la audiencia. “Sí”, respondió Burns, alegando que lo hacía por alguien que no se pudo estacionar. Entonces, la jueza le pidió que se estacionara y saliera del vehículo.

Kevon incluso preguntó a la autoridad si estaba teniendo un mal día. Ella respondió que no lo estaba teniendo hasta que él empezó a conducir al mismo tiempo que su licencia está suspendida.

“¿Estás conduciendo ahora mismo?”

@savvibeauty

License suspended but driving while in virtual court! 😆 ##funnyvideos ##funnytiktok ##goodlaughs ##MakeADogsDay ##fyp ##fypシ

♬ original sound - savvibeauty

La grabación del incidente fue publicada en distintas plataformas como Twitter, Reddit y TikTok. En el caso de esta última, el clip fue reproducido más de 4 millones de veces, generando carcajadas entre los usuarios.

Aprovechó la fama de su video viral

Luego de que el video se volviera viral, Burns intentó monetizar su fama vendiendo por internet una camiseta con la frase que soltó durante la audiencia: “¿Estás teniendo un mal día?”. El artículo es promocionado mediante su propia cuenta de Instagram.

En conversación con el medio , el hombre contó que pocos días después del incidente, recibió un aviso de que la corte lo estaba reteniendo por desacato, lo que ocurre cuando una persona desobedece una orden judicial o interrumpe el proceso legal de la corte y puede resultar en castigos que incluyen encarcelamiento y multas; sin embargo, la jueza decidió dejarlo libre.