Foto referencial de médicos que realizan una cirugía. (Foto: Pixabay)
Foto referencial de médicos que realizan una cirugía. (Foto: Pixabay)

Una mujer de Luisiana, , denunció que el cuerpo de su difunto esposo fue diseccionado en vivo en un evento que cobró 500 dólares a sus espectadores. “No sabía que iba a ser exhibido como un oso de feria o algo así”, dijo Elsie Saunders, cuyo caso generó indignación en el país norteamericano.

David Saunders, veterano de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, falleció en agosto pasado por covid-19 a los 98 años. Fue así como Elsie decidió llevar a cabo el último deseo de su marido: entregar su cuerpo a la ciencia, informó el medio.

A pesar de ello, el cuerpo de Saunders acabó en un salón del Hotel Marriott en Portland, donde una empresa llamada Death Science utilizó el cuerpo para celebrar una “Exposición de rarezas y curiosidades” el pasado 17 de octubre.

El cuerpo fue expuesto y disecado, ante un público que pagó un boleto de entrada y que se ubicó a centímetros de la mesa de autopsia.

Elsie se enteró del hecho gracias a un reportero del portal King 5 que estaba investigando el evento. Allí, un fotógrafo vio en el brazo del cuerpo un brazalete que llevaba el nombre de “David Saunders”.

“Sólo consentí la donación de su cuerpo con fines científicos. Así lo quería mi marido. Como mínimo, estoy disgustada”, dijo la mujer.

Ella explicó que inicialmente había intentado donar el cuerpo a la Universidad Estatal de Louisiana, pero este fue rechazado por su diagnóstico de covid-19. Luego tuvo contacto con la compañía Med Ed Labs, institución que se dedicaba a “brindar educación y capacitación médica y quirúrgica en los avances de la innovación”.

Según la información brindada, Med Ed Labs vendió el cuerpo a Death Science. Obteen Nassiri, administrador de Met Ed Labs, confesó que el fundador de la empresa a la que entregó el cuerpo no fue honesta; sin embargo, según Death Science, Nassiri siempre supo en qué sería utilizado el cuerpo del hombre. “No eran exclusivamente estudiantes de medicina”, dijo.

Nassiri dijo que se había disculpado con la viuda de Saunders y aseguró que su empresa debería haber hecho más para saber lo que Death Science pensaba hacer.

Por otra parte, un vocero de la policía de Portland dijo que, si bien puede haber violaciones del derecho civil por el uso del cuerpo de David Saunders, “no hay leyes penales que hablen directamente de tales circunstancias”.