Menores afirman que el box las ayudó a ser menos tímidas y tener más confianza en sus habilidades. Foto: Violeta Ayasta.
Menores afirman que el box las ayudó a ser menos tímidas y tener más confianza en sus habilidades. Foto: Violeta Ayasta.

Durante años, el box ha sido considerado como un deporte agresivo y liderado por ‘machos’ que lo Pero esta vez, tres niñas nos enseñan que esta puede ir más allá. Valentina Sánchez Chávez, Maya y Lía Afa Guzmán le han perdido el miedo a los golpes y ahora se sienten

Las tres son parte de la academia Guantes Blancos, dirigida por Hijar Lozano, que maneja un sistema de enseñanza enfocado en los valores personales y sociales. Asimismo, participaron en el Torneo ‘Guantes Blancos 2022′, organizado por la Municipalidad de Carmen de la Legua Reynoso.

Las tres pertenecen a la Academia Guantes Blancos, dirigida por Hijar Lozano. Foto: Violeta Ayasta.
Las tres pertenecen a la Academia Guantes Blancos, dirigida por Hijar Lozano. Foto: Violeta Ayasta.

SIN TEMOR A NADA

A pesar de tener solo 8 años, Valentina la tiene bien clara. Ella es feliz practicando box desde hace unos meses, pues el deporte la ha hecho segura de sí misma, confía en sus propios talentos y ya no le teme a nada.

Valentina quiere ser nutricionista profesional apenas termine el colegio. Foto: Violeta Ayasta.
Valentina quiere ser nutricionista profesional apenas termine el colegio. Foto: Violeta Ayasta.

“Les diría a todas las niñas que hagan box para que sepan defenderse y dejen de ser tímidas. El box te cambia la vida porque te hace más valiente”, comentó la pequeña, que además es una gran nadadora.

Valentina es deportista de pies a cabeza, cuida su alimentación comiendo verduras y justamente por eso sueña con estudiar la carrera de Nutrición. Asimismo, quiere ser una reconocida boxeadora y representar al Perú en torneos internacionales.

VALIENTE Y FELIZ

Lía es imparable. No hay segundo que esté quieta. Sonríe, salta, hace una pirueta y cuando volteas ya está entrenando. No pierde el tiempo. La disciplina y constancia la heredó de sus padres, pues ambos son grandes deportistas. Y aunque ya probó las olas del mar practicando surf, ella se queda con el box.

Lía es animalista de corazón y le encantaría trabajar preparando postres para mascotas. Foto: Violeta Ayasta.
Lía es animalista de corazón y le encantaría trabajar preparando postres para mascotas. Foto: Violeta Ayasta.

“Me gustaría ser una gran boxeadora. Al comienzo me daba pena golpear, pero ya no. Ahora sabemos cómo defendernos si nos quieren atacar”, dijo la niña de 8 años, que confesó ser amante de los perritos y por eso quiere dedicarse a preparar pasteles para mascotas.

“Entrenamos saliendo del colegio y llegando hacemos las tareas, aunque terminemos muy cansadas. Pero entrenamos felices”, agregó.

LO LLEVA EN LA SANGRE

Maya, además de ser deportista, es una gran artista, pues pinta paisajes en lienzos. Y al igual que su hermana menor, ella cree que el box la ha ayudado a tener disciplina y autocontrol.

Maya la tiene muy clara, será boxeadora profesional y competirá en torneos internacionales. Foto: Violeta Ayasta.
Maya la tiene muy clara, será boxeadora profesional y competirá en torneos internacionales. Foto: Violeta Ayasta.

“A mí me gusta el box desde muy chiquita porque veía torneos de la MMA (Artes Marciales Mixtas) junto a mi papá. Desde ahí quiero ser boxeadora y dedicarme por completo a esto”, contó con entusiasmo la menor de 10 años, que también practica tae kwon do.

“Cada vez que me pongo los guantes siento mucha emoción y ganas de ser la mejor”, expresó. Confiesa que también es una experta cocinera de pastas que prepara junto a su papá.

TE VA A INTERESAR: