Malos hábitos alteran la cavidad  bucal.
Malos hábitos alteran la cavidad bucal.

¿Siente que o se están cayendo? Puede estar padeciendo de periodontitis, una inflamación crónica multifactorial en las encías que daña su tejido y que, sin tratamiento, el hueso que sostiene los se destruye.

Manuel Tovar, odontólogo de la Clínica Ricardo Palma, explica que los factores de riesgo más frecuentes son: gingivitis, hábitos de salud oral deficiente, fumar, cambios hormonales (relacionados con el o ), obesidad, nutrición inadecuada.

Así como, ingesta de medicamentos que provocan sequedad de la boca o cambios en las encías como antidepresivos, diuréticos, hipertensivos, entre otros. De igual forma, la leucemia, el VIH y los tratamientos para el cáncer también pueden desencadenar periodontitis; ya que debilitan el sistema inmunológico.

PRESTE ATENCIÓN

Para prevenirla es importante , usar hilo dental, colutorio, visitar al especialista cada 6 meses para realizarse un control de rutina y seguir una dieta balanceada, restringiendo azúcares y carbohidratos simples”, detalla el experto.

Entre los síntomas más comunes de esta enfermedad bucal en niños y adultos a nivel de encías son: sangrado, coloración rojiza o morada, inflamación, hipersensibilidad, separación del diente. Además, de movilidad dentaria, dolor al masticar, retratación gingival que da la sensación de tener los dientes más largos y mal aliento.

TRATAMIENTOS

Tovar señala que existen métodos para combatir la periodontitis. Primero, el paciente debe estar debidamente controlado (nivel de glucosa en sangre, presión arterial) para lograr un pronóstico favorable de recuperación.

Luego, se realiza la fisioterapia oral, eliminación de factores retentivos de placa, raspado y alisado radicular y reevaluación. Mientras que en el tercer paso, se combate la afección de manera quirúrgica o no quirúrgica. Esto dependerá de la severidad de cada caso.

Por último, la etapa de mantenimiento es clave para controlar la periodontitis a largo plazo. El paciente debe seguir una estricta higiene oral diaria y visitar al dentista cada 3 para que valore su situación y detectar de manera oportuna posibles nuevos puntos de actividad de la enfermedad.

TE PUEDE INTERESAR