Personas con hipertensión arterial pueden terminar con problemas en el riñón provocando insuficiencia renal
Personas con hipertensión arterial pueden terminar con problemas en el riñón provocando insuficiencia renal

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que se ocasiona por el incremento del nivel de la presión o tensión arterial. Según una encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del 2019, un porcentaje del 14,1% de peruanos mayores de 15 años presentó presión arterial alta. A su vez, una proporción del 16,6% de las personas con hipertensión pertenecen a Lima Metropolitana. Cuando esta patología es persistentemente alta y no se controla adecuadamente puede dañar silenciosamente el organismo lo que puede generar discapacidad, ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular (ACV). Además, puede dañar diferentes órganos como el riñón provocando insuficiencia renal. Ante ello, la recomendación primordial es mantener controlada la presión arterial para cuidar de nuestra salud y también involucrar a la familia durante la enfermedad.

MIRA: Cinco razones para incluir las nueces en tu alimentación diaria

“La familia es un pilar importante ya que cumple diferentes roles en el tratamiento de esta enfermedad que es una de las principales causas de mortalidad e incapacidad en el mundo. Es fundamental que puedan acompañar a su familiar durante el tratamiento, control y seguimiento de las recomendaciones brindadas por el médico tratante. Al ser una condición crónica es de largo aliento por lo que se le debe dar soporte y motivación al paciente para que no deje su tratamiento ya que podría ocasionar secuelas severas”, señaló la Dra. Zoila Moreau, cardióloga, quien comparte las siguientes sugerencias para cuidar a un familiar que tenga hipertensión arterial:

  1. Mantener el tratamiento: Es fundamental que aún en tiempos de pandemia el paciente siga con su tratamiento indicado por su médico tratante. Los familiares deberán recordar la toma del medicamento según la prescripción médica. A su vez, se recomienda acompañarlo en sus consultas presenciales y remotas para tener controlada la enfermedad.
  2. Cuidarlo del estrés: Si bien no existe una relación directa con la hipertensión, el estrés emocional sí se relaciona con el consumo de alcohol o tabaco. Por ello, se recomienda motivar al familiar a realizar yoga, meditación o ejercicios de relajación. Además, sugerirle que pueda descansar por la noche entre 7 a 8 horas hará que se estabilice su presión arterial.
  3. Controlar su presión arterial: Con ayuda de la familia se le deberá medir la presión arterial al paciente en su domicilio en lo posible con un tensiómetro digital de brazo. De esta manera se podrá identificar si la medicación está funcionando y también alertar de posibles complicaciones. Incluso si se tienen niveles normales no se debe dejar la medicación ni cambiar su dosis sin hablar primero con el especialista.
  4. Cuidar su estilo de vida: Es importante también que la familia pueda contribuir en mejorar el estilo de vida de la persona con hipertensión arterial. Disminuir para todos los miembros de la familia la ingesta de sal ayudará a cuidar la salud del paciente, pero además beneficiará la salud del resto de los familiares. Optar por una dieta balanceada traerá consecuencias positivas.
MIRA: ¿Qué son líneas de marioneta y cómo hacer para desaparecerlas?

TE PUEDE INTERESAR