Hijos y nuevos amores
Hijos y nuevos amores

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llego al restaurante por un seco de res con pallares, sarsa criolla y, para tomar, una manzanilla calientita. “María, veo a algunas figuras de la farándula y la televisión que deciden casarse tras una corta etapa de enamorados y luego, con la misma rapidez, terminan separándose. Cuando una persona está sola, sin hijos, no hay mayor problema si se equivoca.

LEE TAMBIÉN: El Chato Matta y la Miss

El tema es cuando se tiene hijos pequeños, quienes de todas maneras van a verse afectados por esos cambios de pareja tan veloces como abruptos. Hay niños que en su corto tiempo de vida han tenido que convivir con las diferentes parejas de sus progenitores. Lamentablemente, existen padres que se preocupan más por ellos mismos, su prioridad es ‘disfrutar’ de su vida amorosa, sin detenerse a pensar demasiado en el bienestar emocional de sus pequeños, quienes por su culpa terminan sufriendo esa inestabilidad que resulta dolorosa para ellos.

Si un divorcio arranca lágrimas amargas a los adultos, cómo será de traumático ese impacto en los pequeños, que muchas veces se encariñan con la nueva pareja y nuevamente, como ocurrió con su verdadero papá o mamá, tienen que sufrir una nueva separación. Los padres tenemos la obligación de otorgar a nuestros hijos estabilidad emocional, de darles paz, amor y ahorrarles todo el sufrimiento posible. Si no podemos brindarles eso, estamos fallando y eso es imperdonable en un adulto responsable. Algunos consejos para los padres que tienen hijos y piensan iniciar una relación amorosa:

- No te apresures. Cuando conozcas a una persona con la que piensas que puedes iniciar una relación amorosa, lo mejor es que vayas despacio. Tómate el tiempo necesario para conocerla lo mejor que puedas antes de pensar siquiera en llevarla a casa, incluso solo como amigo. Debes estar lo más seguro posible de su comportamiento, si es decente, confiable y sabe respetar. No vaya a ser que lleves a tu hogar a una persona peligrosa para tus hijos y para ti mismo.

- Relación razonablemente sólida. Si tienes una nueva pareja, debes asegurarte de que tu relación sea sólida, estable, pues no sería justo para tus hijos que les presentes a tu nuevo amor y que al poco tiempo termine desapareciendo de tu vida.

- Fuera de casa. Los especialistas recomiendan que los primeros contactos de la nueva pareja y los hijos se den fuera de casa y asociados a las actividades más agradables para los menores.

- Conversa con tus hijos. Es importante que los padres expresen a los niños sus sentimientos hacia su nueva pareja. También es fundamental decirles a los hijos que siempre se les va a querer y preguntarles cómo se sienten frente a la nueva pareja”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR